La conciencia ambiental por los amplios beneficios de reducir, reusar y reciclar (las 3R de la ecología) está conquistando a cada vez más población. Que mundo solo hay uno ya se da por hecho, y que hay que cuidarlo, también. Por ello, los valores solidarios también están germinando en la sociedad, y en Vigo se hace evidente a través de la recogida de ropa, complementos y zapatos de segunda mano. Cifra que aumentó tras la pandemia y por el cambio de armario ante la temporada estival.

“En los meses de confinamiento la gente hizo mucha limpieza de armario porque tenía tiempo libre, y ahora en verano se nota por el cambio de estación. En general, la respuesta de los vigueses es muy buena”, explica Mariluz Jorge, coordinadora del proyecto de Cáritas en la Diócesis Tui-Vigo. Y es que Cáritas tiene, en el territorio de la Diócesis, más de 160 contenedores, de los cuales 49 están en la vía pública en el ayuntamiento de Vigo. “Son los contenedores blancos, que gestionamos nosotros, pero tenemos conveniados con el Concello”.

La institución, que lleva activa en España desde el año 1947, tiene tres plantas en todo el país, a donde se lleva la ropa recogida y se procede a su clasificación. “No toda la ropa está en perfectas condiciones, pero la que sí lo está pasa por un proceso de desinfección con ozono y vuelve a los proyectos locales. En este caso, a Vigo”, expone Jorge. De esta forma, las prendas que están en buen estado se envían a los proyectos locales diocesanos, otra parte se envía a proyectos sociales de fuera de España y la que no entra en estos puntos se recicla. Asimismo, existe un pequeño porcentaje (en torno al 2%) que se destina a lo valorización energética, al fundir botones o cremalleras.

Por otra parte, las plataformas como Vinted (aplicación para vender productos de segunda mano) podrían haber supuesto un motivo para que Cáritas redujera su recogida de ropa, porque la gente prefiriera sacar algo de dinero a cambio por deshacerse de lo que ya no usa. Sin embargo, la coordinadora lo aclara: “Quien realmente quiere colaborar y apoyar a un proyecto social, lo va a seguir haciendo. Nuestro público objetivo no son personas que utilicen estas plataformas”.

La reutilización es solidaria

Humana es una Fundación que aboga por la reutilización de la ropa, intentando acabar con los desechos materiales, y que participa en proyectos solidarios en países en vías de desarrollo. Tanto es así que, solo en el primer semestre de este año 2021, ha recuperado casi tres millones de prendas en Galicia, ascendiendo a 646 toneladas de residuo textil.

“Desgraciadamente, se recoge poca ropa en relación a la cantidad de ropa de la que nos deshacemos. Se calcula que solo un 10% de esos residuos llega a un gestor actualizado, y es que en Vigo, por ahora, solo tenemos 17 contenedores”, detallan desde Humana. La Fundación cuenta con tiendas físicas en algunas ciudades de España, pero, sobre todo, tiene contenedores repartidos por todo el territorio nacional. “El 54% de la ropa la destinamos a la reutilización, otra parte la enviamos a asociaciones de otras partes del mundo para ayudar y el porcentaje de prendas que no se pueden reutilizar las vendemos a empresas que puedan reciclarlas”.

Por otra parte, desde Humana coinciden con Cáritas: “El sector de la segunda mano es el que mejor se ha recuperado tras la pandemia.” Además, en cuanto a la posible influencia de las plataformas digitales de venta de productos usados, lo tienen claro: “Todo lo que sea dar una segunda vida a la ropa, nos parece estupendo.”