Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El albergue para peregrinos de Vigo, ejemplo de inclusión

Rocío Cabirta, usuaria de Down Vigo que trabaja en el albergue para peregrinos de Vigo.

Rocío Cabirta, usuaria de Down Vigo que trabaja en el albergue para peregrinos de Vigo.

Down Vigo sigue demostrando que es una auténtica referencia en el ámbito de la inserción laboral de personas con diversidad funcional. Prueba de ello son los convenios con diferentes empresas que permiten a sus usuarios lograr un contrato de trabajo. Es el caso de Ana Belén Fernández y Rocío Cabirta, que desde mediados de julio han pasado a formar parte del personal que realiza las tareas de limpieza en el primer albergue de Vigo para peregrinos del Camino de la Costa. Contratadas de forma temporal por la empresa Clece, su trabajo consiste en la limpieza y desinfección de las instalaciones del recién estrenado edificio, inaugurado el pasado 29 de junio.

El perfil laboral de limpieza, además de ser fundamental en estas instalaciones de uso público, cobra especial importancia a raíz de la situación de emergencia sanitaria derivada del COVID-19. Hoy más que nunca, realizar las tareas de este puesto con rigor y profesionalidad es una cuestión de salud pública. Por ello desde Down Vigo agradecen a Clece la confianza depositada en el proyecto de la entidad conocido como Empleo con Apoyo y en las personas que forman parte de él.

Ana y Rocío están ilusionadas y “contentas” con esta nueva etapa laboral en sus vidas. Ambas tenían experiencia laboral en el sector de la limpieza, pero resaltan la importancia de tener un contrato laboral “de más horas” que en otras ocasiones, lo que les ayudará a alcanzar un mayor nivel de autonomía personal. Las primeras impresiones de Ana son positivas, ya que “hay autobús que la deja muy cerca” y además tiene “buenas compañeras”. Rocío, por su parte, hace hincapié en que le gusta “todo” de su nuevo trabajo; sobre todo, tener un contrato con más carga laboral que los que había obtenido anteriormente. Una nueva etapa laboral que es sin duda por tanto ilusionante para ambas.

Ana Belén Fernández.

Ana Belén Fernández.

Esta relación profesional entre Ana y Rocío y el albergue municipal es una muestra más de la conexión que Down Vigo mantiene con el mundo jacobeo. Y es que esta asociación olívica participa en la iniciativa Camino Verde, en la que entidades sociales de toda Galicia recorren tramos del Camino de Santiago con el objetivo de fomentar la inclusión social y la sostenibilidad ambiental. La iniciativa, en la que participan más de sesenta personas con diversidad intelectual junto a profesionales de apoyo de las entidades y voluntariado, comenzó el pasado 1 de julio, cuando diez participantes de Down Vigo recorrieron, junto a profesionales de la entidad, parte del itinerario jabeo por la costa entre los municipios de A Guarda y Oia, realizando además una recogida de residuos, que posteriormente fueron depositados en un punto limpio. Asimismo, el área de Formación se encargó de preparar a los participantes durante las semanas previas en el ámbito de la salud y del deporte, a través de ejercicios de estiramiento, tonificación y resistencia.

Además de Down Vigo, usuarios de entidades como HC San Rafael, EVD Galicia, Down Vigo, Centro Juan María, Aceesca, Fundación Amedis, San Xerome, Aspanaex y Discamino han participado en alguna de las ocho etapas, en un proyecto que busca mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y favorecer su inclusión social a través de la práctica deportiva.

Compartir el artículo

stats