Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vigués que se codea con Tesla y la NASA

Manuel Ferreira, de 21 años, muestra la página web de Quantum Society.

Manuel Ferreira, de 21 años, muestra la página web de Quantum Society. ALBA VILLAR

Manuel Ferreira colidera un proyecto virtual de ciencia y tecnología con entrevistas a trabajadores de empresas de referencia

Entrevistas a trabajadores de la NASA, Tesla, el CERN (Centro Europeo para la Investigación Nuclear o Laboratorio Europeo de Física de Partículas) o el DLR (Centro Aeroespacial Alemán) y vídeos, pódcast y artículos divulgativos para amantes de la ciencia y la tecnología. Es el resumen de Quantum Society, el proyecto sin ánimo de lucro que el vigués Manuel Ferreira Lorenzo, de 21 años, puso en marcha a las puertas de la irrupción del COVID en España, allá por febrero de 2020, junto con un colega de la Universidad de Málaga, donde completó el grado en Ingeniería en Tecnologías Industriales tras iniciarlo en la Universidad de Vigo. Con miles de seguidores del territorio nacional y Latinoamérica, considera esta iniciativa una “lanzadera de talento”. “Somos como el Cabo Cañaveral de la divulgación científica, esa es nuestra filosofía. Los jóvenes pueden publicar sus trabajos para darlos a conocer y, a la vez, ganan una gran de red de contactos. Para colaborar, basta con ponerse en contacto con nosotros por las redes sociales de Quantum Society o correo electrónico”, explica.

“Somos como el Cabo Cañaveral de la divulgación científica por nuestra filosofía”

Manuel Ferreira - Cofundador de Quantum Society

decoration

Es el claro ejemplo de que, al hablar de los jóvenes, no todo es botellón y fiesta. Así lo reconoce él. De hecho, va a por su segunda carrera: empezará a estudiar Física en el prestigioso King’s College London el próximo curso. Y es que su hambre por aprender no tiene límites. “Comenzamos esta iniciativa porque somos personas curiosas. No tengo a nadie en la familia que sea científico, pero sabía que este campo le interesaba a mucha más gente que a mí, entonces, pensamos en hacer un grupo de WhatsApp: en menos de tres días, se llenó con gente de universidades de toda España. Vimos que había un potencial espectacular, por lo que nos lanzamos a montar una página web, que era lo más sencillo, barato y fácil para publicar contenido. Teníamos mucha presión: había mucha gente esperando. Ahora, ya no somos solo dos, escriben compañeros de Galicia, Granada, Madrid, Sevilla… En total, somos siete en el equipo de coordinación: de Madrid, Huelva, Ourense, Compostela, Vigo y yo, que me considero de Málaga y Vigo. Hay unas 40 personas que aportan sus conocimientos”, subraya.

En los inicios, se coló un visitante inesperado: una pandemia. Aprovecharon este contratiempo para facilitar la vida a los preuniversitarios diversificando su oferta. “Nos dimos cuenta de que había un problema: los chavales que iban a estudiar una carrera al año siguiente no podrían visitar las instalaciones de las universidades, por lo que les costaría más decidirse por un grado u otro. Para ponerle solución, optamos por hacer vídeos explicativos. Lanzamos un canal de YouTube, la acogida fue muy buena. Esos mismos vídeos se están viendo este año: en una semana, registramos unas 1.000 visitas”, señala antes de concretar que, gracias a esta experiencia, se lanzaron a la realización de entrevistas en formato audiovisual y su publicación en esta plataforma.

“Llegamos a gente de toda España y países de Latinoamérica”

Manuel Ferreira - Cofundador de Quantum Society

decoration

“Queríamos charlar con profesionales famosos que tuvieran algo interesante que contar”, anota. El primero fue Alfredo García, operador nuclear e ingeniero con licencia de supervisor de la central nuclear de Ascó, en Tarragona. “Nos dimos cuenta de que no era difícil acceder a esta gente, pensábamos que era una locura. Ya hemos entrevistado a Tony Carro, delegado de la NASA en España; a Fernanda López, ingeniera en prácticas en Tesla; a Alex Martín, jefe de ingenieros de la cámara de vacío de ITER (International Tokamak Experimental Reactor: un proyecto que persigue crear el primer reactor de fusión nuclear con fines comerciales), con la participación de Javier Santaolalla, ingeniero, doctor en física de partículas y exinvestigador en el CERN, que tiene casi 2 millones de seguidores en YouTube; o a Ismael Faro, jefe de la Cloud Computing de IBM, que es vigués”, concreta.

Estos jóvenes también hablan con personas relacionadas con las universidades que, sin ser tan famosas, pueden ilustrar a la comunidad dando a conocer sus experiencias. “Uno de ellos fue Daniel Arias, el mejor de una promoción pasada de Industriales en la Universidad de Málaga, que está en el DLR; es un crac. A raíz de esta entrevista, me escribió un joven para darnos las gracias: tras ver el vídeo, decidió continuar su carrera de Ingeniería en Tecnologías Industriales. Estaba a punto de dejarla, pero le motivó saber que se puede llegar tan lejos. Esa es la clave de nuestra labor: hacer ver a la gente de nuestra edad que no hay nada inalcanzable si te esfuerzas”, apunta.

Una de las máximas de estos jóvenes, como concreta Manuel Ferreira, es aplicar lo estudiado, es decir, “aprender haciendo” y mostrárselo a la comunidad. “Hemos visitado una central hidroeléctrica guiados por el delegado de Galicia de Iberdrola; ya tenemos el vídeo preparado. También hemos ido a Gradiant. La idea es que la gente pueda aprender haciendo y, de este modo, conectar a los estudiantes de la universidad con las empresas y con otros estudiantes de España y más allá. Esto puede ser un factor diferenciador. No solo es sacar notas. Es importante que las empresas vean que tienes iniciativa”, añade.

“Queremos transmitir que los estudiantes pueden lograr lo que quieran con esfuerzo”

Manuel Ferreira - Cofundador de Quantum Society

decoration

Manuel Ferreira, de 21 años, muestra la página web de Quantum Society Alba Villar

Planes de futuro

El joven vigués avanza que ya se han puesto manos a la obra para fundar una asociación sin ánimo de lucro y colaborar con firmas privadas y universidades. Ya han llamado a la puerta de la UVigo con el firme propósito de crecer al abrigo de esta entidad académica. El paso siguiente: lanzar una empresa. “No lo descartamos, pero queremos ver si hay solidez para tomar esa decisión y buscar patrocinadores. Hay que tener en cuenta que estamos vendiendo talento y generamos el triángulo perfecto: los estudiantes quieren aplicar lo que han estudiado y mostrarlo; las empresas, conocer a las personas que van más allá de las notas y tienen iniciativa; nosotros nos encargamos de conectar una parte con la otra”, expone.

Durante la conversación con FARO, Manuel Ferreira insiste en la importancia de dejar claro que la piedra angular de este proyecto son los universitarios que persiguen sacar todo el conocimiento de sus cabezas para ofrecérselo a la comunidad. Por ello, hace un llamamiento a todos los que se interesen por la ciencia y la tecnología, que ganan cada vez más paso. “Si te gustan estos ámbitos, participa ya con nosotros. Con dedicación, puedes lograr mucho más de lo que nunca te habrías imaginado”, finaliza.

Compartir el artículo

stats