Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Cómo pasan el día los turistas en Vigo cuando no hace sol?

Príncipe, el recurso de los turistas ante los días de mal tiempo

Príncipe, el recurso de los turistas ante los días de mal tiempo

Con un verano que parece que no termina de asentarse en la comunidad, los cientos de turistas que eligieron la ciudad de Vigo como su destino turístico se están viendo obligados a cambiar drásticamente sus planes en la playa y optar por otras actividades. En los últimos días se ha notado una importante afluencia de turistas paseando por Príncipe, visitando los distintos museos de la ciudad o conociendo todos sus entresijos mediante los tours turísticos disponibles. Una inmensidad de planes para plantar cara a la niebla, la lluvia y hasta a las inusuales bajas temperaturas.

Los tours mantienen su gran atractivo. | // ALBA VILLAR

Los grandes beneficiados de esta situación meteorológica están siendo los diferentes museos repartidos por la ciudad de Vigo donde todos coinciden que la alta demanda en el mes de julio está siendo más que notable. En el Museo Liste están muy contentos con la gran asistencia tanto de grupos como de particulares provenientes de cualquier parte de España. “Solo en el mes de julio hemos recibido a 20 grupos de diferentes asociaciones y campamentos urbanos”. Sus actividades más demandadas son “Instrumentos Humildes”, “Bruxuleando” y “Enigma”.

El Museo Liste con una de sus salas llena. | // FDV

En pleno centro, el museo MARCO reconoce que el tiempo está ayudando, pero destaca el atractivo y la gran calidad de las muestras que se encuentran en exposición. Por otra parte, subraya la alta participación en los talleres infantiles de verano donde incluso han tenido que dejar algunas solicitudes sin cubrir.

Los talleres infantiles completan sus plazas. | // FDV

Un poquito más alejado del centro se encuentra el Museo do Mar, pero igualmente reconocen la buena afluencia de visitantes y afirman que algunas actividades como “Alimentando los peces del acuario” ya cuelgan el cartel de completo para todo el verano.

Por otra parte, los guías turísticos no notan un aumento significativo en la asistencia de público durante los días que el tiempo no acompaña. Dicen que la oferta más allá de la playa resulta también muy atractiva por lo que los turistas siempre suelen reservar unos días para conocer la ciudad, aunque haga calor. “Lo que más les sorprende es el tamaño de la ciudad, no esperan que sea tan grande al no ser capital”, cuenta Borja Concheiro, guía oficial de Free tour by Borja Concheiro. A su vez, desde Amante Guías esperan que aumente un poco más la afluencia de público en los tours que ofrecen en Castrelos.

Un considerable incremento de gente recorriendo la ciudad que se refleja en las ventas al alza de los negocios locales. Roberto Giráldez, presidente de la Federación de Comercio de Vigo, destaca también el notable apogeo en las últimas semanas de peregrinos: “Al principio del verano pasaban dos o tres, ahora pasan grupos numerosos de peregrinos a diario que siempre compran algo o comen en algún restaurante”. Desde la tienda de souvenirs Guay, en el mercado de A Pedra, reconocen el incremento de gente, sobre todo de turismo nacional, pero lamentan que las ventas por el momento van muy lentas: “No está siendo el año santo que esperábamos”.

“Al venir al norte sabemos cuál es el riesgo que corremos, pero este tiempo, una toledana lo agradece”

Alba - Turista

decoration

En cambio, los turistas reinventan sus planes pero lo hacen con una sonrisa. “Al venir al norte sabemos cuál es el riesgo que corremos, pero este tiempo, una toledana lo agradece”, nos dice Alba. Manuela, proveniente de Portugal, se ha quedado fascinada con las zonas verdes. “Estuvimos en Castrelos con los niños y les encantó el parque y el estanque, también conocimos el Museo do Mar. De momento, no nos aburrimos”. “El tiempo es un fastidio, pero toca resignarse”, relata Claudia, una viguesa de vacaciones. Por otra parte, los que repiten dicen que “como todos los años veraneamos en Vigo, tenemos amigos aquí así que planes no nos faltan. Ahora nos vamos de compras y a tomar algo a la zona del Náutico”, contaba Sara, de Salamanca.

Así, mientras seguimos esperando que el sol haga acto de presencia, los planes siguen abundando y llamando la atención de cientos de turistas y vecinos que buscan disfrutar de unos días de calma y desconexión. Si al final el que no se consuela es porque no quiere.

Compartir el artículo

stats