Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Cuántos hogares de Vigo se libran de pagar la tasa de basura y por qué?

Contenedores ubicadosen la céntrica calle Venezuela

Contenedores ubicadosen la céntrica calle Venezuela

Más de 300.000 euros. Para ser más exactos, 326.640,60. Es la cantidad que el Concello de Vigo deja de recibir en 2021 por las exenciones aprobadas a ciudadanos olívicos en la tasa por la recogida de basura de viviendas. Un total de 3.666 hogares –en 2019, año de referencia por no haber pandemia, fueron 3.926– del municipio se benefician de esta política, cifra que puede engordar hasta los 3.671 si se da validez a las solicitudes que están en trámite por haber documentación pendiente. ¿En qué se traduce esta medida? Pues no tienen que abonar los 89,10 euros correspondientes a esta factura.

Forman parte de este grupo de exenciones las familias con bajos ingresos, numerosas, monoparentales, las personas que viven solas, los vecinos que presentan alguna discapacidad, los mayores de 65 años, los ciudadanos dependientes, gente en desempleo o mujeres que han sufrido la violencia de género. El grupo que destaca es el de mayores de 65 años que viven solos –1.447–.

Según concretan fuentes municipales, el servicio de recogida se presta a un total de 144.562 hogares de Vigo, ya sean pisos, apartamentos o viviendas unifamiliares. Se emiten un total de 136.516 recibos, lo que supone una cifra de desembolso total de 12.163.575,60 euros. Una parte se deposita en las arcas de la administración con sede en la Praza do Rei, cantidad que, como señalan, no cubre todo el coste que supone el desarrollo del servicio.

“En el importe de 89,10 euros que paga cada vivienda, está incluido el canon que debe abonarse a la Xunta por llevar residuos a la planta de Sogama (Sociedade Galega do Medio Ambiente); se recauda menos del 70% del coste de todo el servicio de recogida de basura, con lo que algo más del 30% se cubre con cargo a impuestos”, informan.

El servicio de recogida, del que se encarga la empresa concesionaria, FCC, cubre los 109 kilómetros cuadrados de la ciudad y se presta todos los días de la semana. Está reconocido con siete Escobas de Platino, un premio que otorga la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos, Aseo Urbano y Medio Ambiente (ATEGRUS) y que sitúa a la ciudad en lo alto de la clasificación de urbes más limpias de España durante 14 años, puesto que se concede cada dos.

Según reconoció el alcalde, Abel Caballero, esta distinción también hace “un reconocimiento muy especial a la reducción de efecto invernadero” en el desarrollo de los trabajos de limpieza. Citó la incorporación de “barrederas y baldeadoras con cero emisiones” y “el servicio de limpieza de playas con maquinaria cien por cien eléctrica”.

La valoración de los ciudadanos es muy favorable, según la última encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Junto con Bilbao, la olívica es la urbe con más puntos en este aspecto, uno de los que la aúpan hasta el primer puesto de la lista general: es la que goza de mejor calidad de vida en la parrilla nacional, por encima de la ciudad vasca, Zaragoza, Valladolid o Córdoba, entre otras.

Más de 7.500 contenedores

Más datos llamativos del servicio de recogida de basura: cada uno de los 22 camiones que componen la flota supera cada noche los 100 kilómetros de recorrido para vaciar los más de 7.500 contenedores repartidos por el municipio, en los que se depositan unas 125.000 toneladas de basura.

Compartir el artículo

stats