Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La designación de 4 jueces para pleitos de cláusulas suelo contiene un nuevo aluvión

Solo en el primer semestre entraron 1.313 demandas, más que en todo 2019 y 2020 | Desde que se crearon estos órganos en 2017, los casos sin resolver rondan los 3.000

Las dependencias del 
juzgado especializado en 
cláusulas suelo. |   // P. HERNÁNDEZ

Las dependencias del juzgado especializado en cláusulas suelo. | // P. HERNÁNDEZ

La crisis económica provocada la pandemia y las nuevas jurisprudencias en la materia despertó –de nuevo– la intención de los usuarios por demandar a los banco para recuperar lo cobrado de más por las cláusulas abusivas en las hipotecas. Tras el bum de entradas de estos asuntos judiciales que se vivió en 2017, con la creación de los juzgados especializados en suelo hipotecario(que también tramitan cualquier punto abusivo en el contrato como los de intereses excesivos o los de la cláusula IRPH), en el caso de la provincia de Pontevedra, el Juzgado de Primera Instancia 14 de Vigo, que pasó a asumir en exclusiva pleitos de esta naturaleza, la entrada de asuntos en los tribunales había caído de manera paulatina en los últimos años.

Sin embargo, este primer semestre ha vuelto a registrar un volumen de entrada al que ya no estaba costumbrado. Concretamente, según los datos de la Oficina de Registro y Reparto de los Juzgados de Vigo, se contabilizaron 1.313 asuntos de cláusulas suelo, cifra superior a la registrada en todo el 2019 y 2020. Es más, la diferencia entre ambos periodos se duplica. De seguir a este ritmo de entrada, al cierre de este ejercicio, los pleitos de abusos bancarios igualarán los registros de 2017 y 2018, con 2.640 y 2.588 demandas anuales respectivamente.

Pese a este auge del volumen de presentaciones de demandas frente a la banca, los casos pendientes de resolver no han experimentado una subida similar. ¿El motivo? El alto íncide de resolución. Y es que tres magistrados –el titular del Juzgado de Primera Instancia 14 y dos jueces de Adscripción Territorial (JAT)– se dedican en exclusiva a sacar sentencias, mientras que un cuatro magistrado lo hace compatibilizando su labor con el juzgado que dirije. Hasta ahora, esta plaza sin relevación de funciones la realizaba el titular del Juzgado de Primera Instancia 15, especializada en Familia, Daniel Tomás López, si bien recoge el testigo su homólogo en el Juzgado de Instrucción 4, Juan Carlos Carballal.

Casos resueltos

Así, en, según las últimas estadísticas del Consejo General del Poder Judicial, durante el primer trim estre de año se han resuelto 1.032 demandas, lo que permite mitigan esta segunda avalancha de procedimientos de cláusulas suelo, con una cifra de casos pendientes de resolver que supera ligeramente la barrera de los 3.000.

Si ya en 2016 la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que establecía la retroactividad total de las cláusulas suelo incluidas en los contratos hipotecarios motivó la creacción de estos órganos especializados, ahora, una nueva jurisprudencia de esta Sala puede estar detrás el repunte de pleitos.

Concretamente en uno de sus últimos fallos, el TJUE reconocía que los bancos no pueden exigir a los consumidores que renuncien a la vía judicial tras haber firmado una renegociación de las hipotecas con cláusulas suelo.

La situación

1 Un refuerzo y tres jueces exclusivos

Para desatascar el tapón que provocó la avalancha de casos en 2017 y 2018, el TSXG y el CGPJ dotaron de hasta 4 jueces para cláusulas suelo.

2 Varios fallos del TJUE motivaron del aluvión La jurisprudencia sentada por el Tribunal Europeo motivó los dos aluviones; primero con la retroactividad y ahora la renegociación.

3 La sala especializada, hasta final de año La especialización de una sala civil para acoger pleitos de cláusula suelo se mantendrá, al menos hasta final de año, con la previsión de una prórroga.

Compartir el artículo

stats