Un accidente a las puertas de Rande ha generado una kilométrica cola en la AP-9 con sentido a Pontevedra. El siniestro ocurrió al filo de las 17 horas e inutilizó el carril central de la autopista.

La congestión se extendió a lo largo de tres kilómetros y atrapó a centenares de conductores durante unos 20-30 minutos. Los carteles de la AP-9 alertaban del siniestro y solicitaban precaución.

Poco antes de las 18 horas, la circulación recuperaba la normalidad al retirar de la calzada el vehículo siniestrado.