Ante la explosiva expansión del SARS-CoV-2, la Xunta ha endurecido las restricciones en 36 concellos gallegos, los que superan una incidencia acumulada de 500 nuevos casos por cien mil habitantes o están muy cerca de hacerlo. En el área sanitaria de Vigo afecta a seis municipios: Vigo (583), Baiona (495), Gondomar (560), Nigrán (537), O Rosal (577) y Tomiño (526). En los seis, que aglutinan al 63% de la población del área, se establecen limitaciones altas.

¿Y qué conllevan ahora las restricciones altas?

No se cierra el interior de la hostelería, como sucedía hasta ahora, pero para poder acceder dentro de los locales será necesario acreditar la vacunación completa o disponer de un negativo en una prueba diagnóstica realizada en las últimas 72 horas.

Los aforos de los bares y restaurantes también cambian. En el nivel alto pasan a 50% tanto en terrazas como interiores. Así, por ejemplo, en Vigo, a pesar de subir un peldaño puede incrementar las mesas dentro -estaba en un 30%- y mantendrá lo mismo fuera.

El que no se salva es el ocio nocturno de estos seis concellos, que permanecerá cerrado.

Estas medidas entrarán en vigor en la media noche del viernes al sábado.

Los no convivientes no podrán reunirse de 1 a 6 de la madrugada

Las reuniones de más de seis personas en interiores y de 10 en exteriores -salvo que pertenezcan a solo dos unidades de convivencia, que podrán superar estas cifras- quedarán prohibidas en toda Galicia, si el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) da su autorización.

También deberá pasar por el dictamen del TSXG la pretensión de la Xunta de que en los municipios en nivel alto y máximo -otros siete en gallegos-, los no convivientes no se podrán reunir de 1 a 6 de la mañana. En el resto de municipios, esta limitación se aplicará de 3 a 6 de la madrugada, para ajustarse a los horarios del ocio nocturno.

¿Y los otros 20 municipios del área viguesa?

Redondela (442), A Guarda (351) , Moaña (391), Mos (338), O Porriño (398) y Tui (419) pasan a nivel medio, por el que sus aforos en la hostelería serán iguales al nivel alto -50% tanto en interiores como terrazas-, pero no tendrán que requerir certificado de vacunación o prueba diagnóstica para poder acceder dentro.

Los otros catorce concellos del área viguesa disfrutarán de las menores restricciones, las correspondientes al nivel medio-bajo por la que los aforos de bares, restaurantes y cafeterías puede estar al 100% en exteriores y al 50% dentro, con acceso libre.