Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un mes en la morgue y lejos de casa

Enoque de Meneses, con Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de 2018

Enoque de Meneses, con Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de 2018 José Lores

Llevaba asentado años en la ciudad, pero la falta de familiares conocidos está convirtiendo su repatriación en una espera interminable. Se trata de Enoque de Meneses, muy conocido primero por regentar el kiosko de As Avenidas y después por su altruismo durante el suceso de O Marisquiño, colaborando con las fuerzas de seguridad para rescatar y ayudar a muchos de los heridos por el derrumbe del paseo.

Fallecido en su casa

Natural del municipio brasileño Salvador de Bahía pero residente en la urbe olívica desde hace más de 20 años, el cuerpo sin vida de Enoque fue localizado en su vivienda el pasado 28 de junio, tras varios días sin tener sus conocidos noticias de él. Vivía solo, por lo que fue necesario entrar en el domicilio por una ventana. El Juzgado de Instrucción 1 de Vigo se hizo cargo del fallecimiento, que según precisaron fuentes judiciales, se debió a causas naturales.

Búsqueda de familiares

Desde entonces, el órgano judicial ha tratado sin éxito, a través de la Policía Nacional, localizar a algún miembro de su familia en Vigo para proceder a la repatriación del cadáver a su localidad natal. El último requerimiento fue remitido a la embajada de Salvador de Bahía, municipio en el que ahora están tratando de hallar a algún familiar de Enoque, que tenía siete hermanos. Por el momento, nadie ha reclamado el cadáver, por lo que sigue a la espera en el hospital Nicolás Pena cuando se va a cumplir casi un mes de su fallecimiento.

Estas mismas fuentes precisan que si ningún familiar se hace cargo de su cuerpo o de su repatriación, sus restos mortales serán remitidos al Concello de Vigo para se haga cargo de su inhumación en el cementerio municipal.

Vivencias

La personalidad de de Meneses le hizo convertirse en un indispensable de la ciudad viguesa, a la que llegó tras un periplo en Argentina, donde trabajó en punteros programas de la televisión como showman. Fue a principios de los 2000 cuando aterrizo en Vigo. Empezó repartiendo publicidad de un restaurante, fue relaciones públicas en una discoteca, tuvo también su propio local de camisetas “Buraco” hasta que el Ayuntamiento le cedió un kiosco en Montero Ríos, donde estuvo durante años convirtiéndose en un personaje entrañable a la par que habitual del paseo. Este entorno portuario le llevó a abrir su propio restaurante que tras superar los difíciles meses de pandemia, terminó perdiendo a consecuencia de la grave crisis económica.

Vida personal

Enoque llegó a casarse en dos ocasiones, si bien actualmente esta divorciado. Precisamente por sus bodas pasaron importantes personajes del ámbito político, incluso el propio alcalde de Vigo por aquel entonces, Ventura Pérez Mariño, estaba invitado al segundo enlace matrimonial, pero una crisis en Alcaldía le obligó a declinar la invitación.

Ayuda en el derrumbe de O Marisquiño

Su espontaneidad se convirtió en altruísmo en la noche del 13 de agosto de 2018, cuando poco antes de la madrugada el paseo portaurio de As Avenidas se venía abajo durante el último concierto del festival O Marisquiño.

Tanto es así que, como relató entonces a FARO DE VIGO, no dudó en convertir su local en un improvisado hospital minutos después de que sus amigos le preparasen una fiesta sorpresa en su kiosko. “Los primeros segundos no percibimos el accidente y pensamos que los gritos eran por el concierto, pero enseguida nos dimos cuenta de que había pánico en ellos”, apuntaba entonces de Meneses. Su primera reacción fue la de poner todo lo que tenía a su alcance a disposición de los servicios de emergencia y los heridos. A mayores, repartió agua, alimentos y hielo entre decenas de víctimas. Hasta sus instalaciones llegaron muchos jóvenes que no encontraban a sus allegados, algo que él reconoció haber vivido con mucha angustia.

Compartir el artículo

stats