La Ciudad Tecnológica de Vigo, Citexvi, celebró ayer su décimo aniversario con 398 profesionales y una facturación anual que se prevé que este año supere los 26 millones de euros tras alcanzar los 19 millones en 2020.

Citexvi echó a andar en julio de 2011 de la mano de cuatro socios estratégicos –la Universidad de Vigo, el Consorcio Zona Franca, Abanca y la Xunta de Galicia– con el objetivo de convertirse en un referente de la promoción e impulso de las actividades de I+D+i, tanto a nivel gallego como nacional.

Las medidas de precaución frente a la pandemia motivaron que no hubiera grandes celebraciones, pero no impidieron un pequeño acto y visita a las instalaciones de los responsables de los cuatro socios promotores: el rector de la Universidad de Vigo, Manuel Reigosa; el delegado del Consorcio de la Zona Franca, David Regades; el jefe territorial de Empresa e Innovación de la Xunta de Galicia, Tomas Nogueira, y el director de Negocio para Galicia, Asturias y León de Abanca, Lino Comesaña. Durante el acto destacaron el papel de esta entidad como actor principal del sistema gallego de innovación y ejemplo claro de colaboración público-privada, un modelo de gestión que favorece, por una parte, la transferencia de conocimiento y tecnología de la universidad a la empresa y que, por otra parte, es capaz de satisfacer las necesidades empresariales y de mercado mediante el desarrollo y el impulso del conocimiento.

Con un edificio de 6.700 metros cuadrados, diseñado por el arquitecto Alfonso Penela y en el que se invirtieron 12 millones de euros, Citexvi se puso en marcha oficialmente en julio del 2011 y al finalizar ese mismo año las instalaciones daban ya cobijo a nueve entidades y alrededor de 80 profesionales. Diez años después estas cifras se multiplicaron y son 14 las entidades que desarrollan su actividad en este edificio (Imatia, Centum, EnergyLab, Nanuimnunotech, Insitu, Aquanovis, el Laboratorio Europeo de Referencia de Biotoxinas Mariñas o el Grupo de Nutrición y Alimentación de la UVigo, entre otros) y 398 los profesionales que trabajan en ellas.

Sobre todo ingenieros

De todos estos profesionales más del 90% tienen titulación universitaria, mayoritariamente Ingeniería de Telecomunicación, Informática e Industrial, pero también Química, Biología, Ciencias del Mar y Administración y Dirección de Empresas. “De todos estos trabajadores alrededor del 27% son mujeres, principalmente con una titulación del ámbito STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), explicó el gerente de Citexvi, Manuel Aranda, quien destacó que en estos años el edificio albergó 30 entidades, lo que ha propiciado que más de 1.300 personas hayan desarrollado su actividad profesional en estas instalaciones en ámbitos como las comunicaciones, las tecnologías de la información, ingeniería, energía y medio, consultoría tecnológica, biomedicina, ciencias naturales y marinas y tecnologías agroalimentarias.

“La evolución y consolidación de alguno de los proyectos que se desarrollaron en el edificio a lo largo de esta década propiciaron el salto a otros entornos acordes con sus necesidades, mientras que otros proyectos tuvieron que replantear su viabilidad”, explicó Aranda.

“Nosotros, en la Universidad de Vigo, siempre tuvimos en nuestro ADN la necesidad de formar parte de la sociedad y de impulsar la transferencia a las empresas”, explicó el rector Manuel Reigosa.