La planta de Stellantis en Vigo suspenderá la actividad de los tres turnos en el sistema 1 durante este miércoles por falta de suministro. En una comunicación remitida a los trabajadores, la dirección de la empresa ha explicado que esta medida se adoptará "por razones de fuerza mayor" como consecuencia de "la falta de aprovisionamientos".

Estas paradas se suman a las múltiples que han tenido lugar desde principios de año -las últimas de ellas, durante la pasada semana- por falta de componentes que sirven proveedores afectados por la 'crisis de los microchips'.

Para afrontar este escenario, la planta de Balaídos tiene en marcha un ERTE pactado con la mayoría del comité de empresa que contempla la regulación de los trabajadores fijos a tiempo completo durante un máximo de 60 días, y que está en vigor hasta final de año.