En el COVIDauto de Ribera Lab, junto al estadio de Balaídos, han notado un incremento de la demanda desde finales de junio con motivo de los viajes y las vacaciones familiares. La mayoría, para cumplir con las normas del lugar de destino. Este sábado, al inicio de la segunda quincena de julio, las colas en este dispositivo móvil son largas.

Un total de seis profesionales estuvieron trabajando en esta furgoneta aparcada frente a la grada de Tribuna, que se reubicó allí para que la gente pudiese estar a la sombra. Los precios para una prueba de antígenos es de 30 euros y de 99 euros por una PCR (60 euros para niños).

Un resultado negativo o el certificado de vacunación completa también es necesario, desde la pasada medianoche, para acceder a locales de ocio nocturno, en los municipios de Vigo, Redondela y Salceda de Caselas, en el área.