Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva reducción de aforos por la vertiginosa escalada del COVID en la ciudad

Carteles de aforos en el mes de abril, en Vigo.

Carteles de aforos en el mes de abril, en Vigo. Alba Villar

Dos meses después de recuperar el aforo máximo que permite en estos momentos la pandemia en Galicia –50% en interiores y terrazas al 100%–, la hostelería de la ciudad deberá volver a reducirlos a partir de la medianoche del viernes al sábado –al 30% dentro y 50% fuera–. Además, el ocio nocturno deberá exigir PCR negativas o certificado de vacunación completa a la entrada ya desde ese momento, algo que se aplicará en toda la comunidad a partir del martes. La vertiginosa escalada de contagios que se está viviendo en el municipio, que ha triplicado su incidencia en solo 8 días –pasando de 98 nuevos diagnósticos COVID por cien mil habitantes a 14 días a 307 casos– y es la segunda metrópoli gallega más afectada tras Ourense (571), ha llevado a la Consellería de Sanidade a subir el nivel de restricciones del medio-bajo al medio. Se suma así a Redondela y Salceda de Caselas, a las que ya se les aplicó estas limitaciones la semana pasada. Los otros 23 concellos del área siguen disfrutando de las más bajas.

El cambio en el sistema de restricciones libra a la ciudad del cierre del interior de su hostelería y la clausura del ocio nocturno

Podría ser peor para la hostelería y el ocio nocturno. Según el sistema de restricciones vigente hasta ayer, como la ciudad supera los 250 nuevos casos por cien mil habitantes, estaría en nivel alto, por el que bares y restaurantes deberían cerrar sus interiores –también para bodas y eventos, tras este fin de semana– y las discotecas y pubs no podrían abrir. Sin embargo, el comité clínico de Sanidade ha decidido ajustar los criterios de esta escala a la nueva realidad: una expansión explosiva del virus, pero con un impacto asistencial “moderado”. El conselleiro Julio García Comesaña explicó que, a partir de ahora, se aplicará un modelo “dinámico y variable” en el que el número de ingresados, los vacunados y el grupo etario más afectado pesarán más que la incidencia.

De las 1.389 personas en fase activa de la infección que se notificaron ayer en el área viguesa –el nivel más alto desde el 19 de febrero– solo hay 7 que necesiten atención hospitalaria. Aunque son cuatro más que ayer, aún es un porcentaje bajo. –0,5%–. De hecho, es el más bajo de Galicia, que está en una media de 1,06%. De los cinco ingresados con COVID en el Álvaro Cunqueiro –exceptuando embarazadas–, cuatro de ellos no han recibido ninguna dosis de la vacuna pese a estar en grupos de edad que ya han sido convocados.

Situación por municipios

Gracias a este cambio en el sistema de restricciones, hay una decena de concellos que se han librado de padecer mayores limitaciones a partir de las 00 horas del sábado. Redondela (315) y Vigo (307) presentan las peores situaciones del área, alrededor de un 30% peor que la media(242). Pero hay otros ocho concellos que superan los 150 nuevos casos por cien mil habitantes a 14 días a partir de las cuales se aplicaban hasta ahora las restricciones medias. Son Oia –entre 250 y 500– Nigrán (215), Tomiño (200), Tui (180), Mos (166), Porriño (156), Fornelos de Montes y Mondariz Balneario –entre 150 y 250–. Además, hay otro que está muy cerca: Moaña, con 139 nuevos diagnósticos por cien mil habitantes a 14 días y una situación peor en la última semana (119).

Es curioso el caso de Salceda de Caselas, que lleva en nivel medio desde la semana. Tiene una incidencia menor a la media del área viguesa –175 frente a 242– y que, al menos, otros tres concellos que están un peldaño por debajo en limitaciones.

Éxito de los cribados con "autocita"

En menos de 24 horas, más 1.700 vigueses de entre 16 y 35 años se han anotado a los cribados que ha ofrecido Sanidade. En concreto, 760 se han anotado para que le tomen la muestra en el COVIDauto del Cunqueiro en las tardes de hoy y mañana –ya se han cerrado peticiones– y 950 para hacerlo entre el lunes y el viernes de la próxima semana –aún activo–. Esto ha provocado la “sorpresa” del Sergas, que espera que se confirme la asistencia.

En una experiencia anterior en Ourense fallaron muchos al ser los padres los que les pidieron las citas. Los interesados en hacerse pruebas PCR, por ejemplo, para acudir a una discoteca, también pueden solicitar un kit de recogida de saliva en la farmacia, que analizará el laboratorio pooling del Álvaro Cunqueiro mediante PCR agrupada.

Pruebas de la ABAU el pasado mes de junio. | // ALBA VILLAR A. Blasco/C. Vidal

Sin ABAU para los positivos

Los alumnos que no se pudieran presentar a la convocatoria extraordinaria de la ABAU que finaliza hoy en Galicia deberán esperar hasta el próximo curso para poder hacerlo. Es el caso de Laura Rey, una joven viguesa que se matriculó en esta convocatoria con la esperanza de subir nota tras obtener en junio un 10,4 y quedarse a tan solo tres décimas de la nota de corte para acceder al doble grado en ADE y Publicidad de la Universidad Rey Juan Carlos.

Sus planes se trucaron el pasado 4 de julio cuando tras dar positivo en COVID ha tenido que permanecer en cuarentena sin poder presentarse a esta convocatoria. Laura teme no poder entrar en el grado que desea y perder así todo el curso por lo que se ha puesto en contacto con la Comisión Interuniversitaria de Galicia (CIUG) pero no le han dado ninguna solución. Además, denuncia que esta situación está provocando que algunos alumnos se salten la cuarentena u oculten sus síntomas para evitar perder así un año de su vida.

Por su parte, desde la CIUG, Luis Muñoz, delegado del rector de la Universidad de Vigo, dice que “no hay tiempo material para hacer otra prueba y que sea factible además que no se podría garantizar la igualdad de condiciones entre todos los convocados”. Respecto a la posibilidad de que algunos alumnos acudan a los exámenes de la ABAU ocultando su positivo en COVID o su contacto con algún positivo, alega a la responsabilidad de todos los convocados primando la salud.

Compartir el artículo

stats