Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cosas de Perogrullo (y no tanto) que están prohibidas en las playas de Vigo

¿Se pueden hacer castillos en la arena? ¿Y nudismo? ¿Qué pasa si pescamos o jugamos a las palas? Y si tenemos ganas de miccionar, ¿podemos hacerlo en el mar?

La playa de O Vao, en Vigo, a finales de mayo.

La playa de O Vao, en Vigo, a finales de mayo. Alba Villar

¿Sabes lo que puedes y lo que no puedes hacer cuando vas a alguna de las 56 playas de la ciudad olívica? Aunque puedan parecer cosas muy obvias, seguro que hay términos que recoge la "Ordenanza Municipal reguladora do uso e desfrute dos areais do termo municipal de Vigo" que quizá no son tan evidentes, y te puedan sorprender. Son casi 40 normas que, de incumplirlas, podrían suponer multas de hasta 3.000 euros, en el caso de las más graves, y de hasta 750 euros, las más leves. Fuera de esas prohibiciones -14 tipificadas con sanciones leves, 17 multadas como graves, y 8, como muy graves- hay otras pautas que también recoge esta ordenanza, aunque no aparecen especificadas en la lista de sancionables.

El bando municipal, en su Título II, bajo la denominación de "Normas Xerais: Usos e Disfrute dos Areais", concede a los arenales vigueses un "uso libre, público y gratuito para estar, pasear, o bañarse". A partir de ahí, se marcan ciertos límites tipificados a través de esas prohibiciones que se engloban en normas higiénico-sanitarias, de seguridad, residuos, referidas a presencia de animales o vehículos, acampadas, pesca, actividades náuticas, deportivas o de ocio, venta ambulante o actividades lucrativas.

¿Fumar?

Antes de abordar esas 39 potenciales infracciones, y haciendo una lectura algo más pormenorizada de la ordenanza, existen aspectos que también se deberían tener en cuenta. Una de las controversias más recientes es la de fumar o no en los arenales. Aunque la ordenanza que alude a esta práctica aprobada por el Concello de Vigo se refiere a arenales libres de humo, no consumir tabaco es sólo una recomendación, por lo que no supondrá sanciones a los bañistas. Pese a que la intención inicial del Concello fue la de prohibir que se pudiera fumar en algunas playas de Vigo, lo cierto es que al final esta medida tuvo que quedarse en "un consejo de fuerza moral", como llegó a reconocer el alcalde, Abel Caballero. Y es que los ayuntamientos no tienen competencias para ello, y no existe ninguna normativa que prohíba fumar en el litoral español. Dicho esto, se espera que la conciencia cívica lleve a los fumadores a los espacios que se habilitarán en O Vao y Samil -los arenales declarados 'libres de humos'- en los que habrá ceniceros.

¿Perros?

La ordenanza en el capítulo de mascotas se rige por "lo establecido en la Ordenanza municipal para la protección y tenencia de animales del Ayuntamiento de Vigo". Además, añade que "queda terminantemente prohibido la presencia de otros animales en los arenales durante todo el año". En este punto, y tras una demanda histórica, por fin el concello olívico, hace unos años, reservó para bañistas con mascotas dos arenales a los que acudir con perros en verano: A Calzoa y Foz. Durante el invierno, los canes pueden ir cualquier arenal de la ciudad sin atender a horarios o días de semana; las restricciones se acotan a los meses de junio a septiembre.

  • Estas son las playas gallegas donde oirás ladrar este verano

    El 29% de los arenales de Galicia cuentan con accesos adaptados para personas con discapacidad, hay 34 playas para hacer surf, 18 para hacer submarinismo y 33 nudistas; 162 son ya “playas sin humo”, pero, ¿en cuántas se permite el acceso al mejor amigo del hombre? La comunidad gallega sólo cuenta con 13 arenales en los que los perros son bienvenidos.

¿Nudismo?

El concello de Vigo sí permite el nudismo integral pero delimitado a los arenales que, de manera tradicional, recogen esta práctica, y limitándose, exclusivamente, a la superficie de la arena. Por tanto, y a diferencia, de las playas caninas, que fueron escogidas como tal y cuyos nombres están especificados en un bando municipal, los de los espacios no textiles para bañistas atienden a usos y costumbres. En este caso, las nudistas tradicionales serían A Fontaíña (más conocida como La Sirenita), O Fortiñón (Saiáns), Playa de O Baluarte (Breadouro) y Figueiras, aunque esta última, mas conocida como la Playa de los Alemanes, está en Cíes, que, al igual que en el resto de la Illas Atlánticas, siguen el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUX).

¿Miccionar en el mar?

Realizar evacuación fisiológica en el mar o en los arenales es una de las prohibiciones que acarrean sanción en Vigo. En este caso, sería una infracción leve, que conllevaría una multa de hasta 750 euros. Para cubrir las necesidades primordiales de los veraneantes, el Concello se compromete a habilitar baños públicos. Esta norma está enmarcada en el apartado de medidas higiénico sanitarias, pero, ¿realmente orinar en el mar es perjudicial para le medio marino? Un estudio realizado por la Sociedad Americana de Química elimina cualquier prejuicio sobre este hecho. Para llegar a esa conclusión, se analizaron químicamente los componentes de la orina y se compararon con los del agua salada del mar. El 95% de la orina humana es agua, y cada litro contiene 100 gr de iones de sodio y cloro. Por su parte, el agua del mar está hecha de un 96.5% de H2O y tiene una mayor concentración de esos iones. Este estudio concluye que incluso si toda la humanidad orinara en el mar, la cantidad de residuo expelido no sobrepasaría los 60 litros por cada billón dentro de los 350.000.000.000.000.000.000 litros del mar y los océanos. Ahora cabría preguntarse si hay alguien en la faz de la Tierra que haya ido a una playa, y no haya miccionado en el agua. Con cierto pudor eso sí. Quizá, y viendo estos datos, debería levantarse esa prohibición, teniendo en cuenta la evolución higiénica que experimentan los baños públicos de las playas, después de la cantidad de gente que pasa por allí un día de verano.

Castillos de arena y otros límites

En uno de los artículos de la ordenanza municipal se prohíbe la realización de figuras de arena que supongan la ocupación de espacio público, salvo que esta actividad disponga de la correspondiente autorización administrativa ¿Entran en la norma los habituales castillos con los que se distraen los más pequeños? Lo cierto es que no hay nada específico a este respecto. Tampoco se permite la venta ambulante -salvo permiso municipal- de cualquier producto, especialmente bebidas y alimentos ¿Quién no recuerda la vendedora que voz en grito ofrecía "Parisien rico, al rico parisien"? hace años sobre la arena de O Vao o Samil? Pues bien, en el Vigo de hoy, no tendría cabida. Tampoco lo tienen los dispositivos sonoros, ni se puede cocinar, acampar, dormir, hacer fuego, circular con un vehículo por la playa, lanzarse al agua desde zonas superiores a la playa (como rocas, espigones, plataformas...), o pescar en la orilla. Con respecto a las actividades deportivas o de ocio -pelota, palas, voleibol-playa, etc.- tanto en la arena como en la agua, se podrán realizar, única y exclusivamente, de no suponer una molestia para el resto de las personas o si la dimensión del arenal así lo permite.

Esta imagen de una vendedora ambulante en Samil que ofrecía, a voz en grito, barquillos o ricos parisien es del verano de 2014. Marta G. Brea

Algunas de estas actividades sí están recogidas en los listados de infracciones sancionables que son éstas:

INFRACCIONES LEVES (Multas de hasta 750,00 euros)

  • No depositar los residuos en los contenedores, haciéndolo directamente en la arena o en el mar.
  • Tirar cualquier tipo de residuo a la arena o el agua, como: colillas, restos de comidas y de frutos secos, papeles, latas, etc.
  • Acceder con mobiliario o elementos distintos a los específicos de uso cotidiano en los arenales.
  • Abandonar en los arenales restos de la pesca como cebos, anzuelos, y demás aparatos.
  • Permanecer o bañarse en aquellas zonas delimitadas para la entrada y salida de embarcacións.
  • No seguir las indicaciones o la señalizaciones de seguridad emanadas de la autoridad competente.
  • Usar de manera indebida el agua de las duchas, lavapiés o aseos, así como asearse en el mar o en el arenal, utilizando jabón, gel, champú o cualquier otro producto similar.
  • Actividades, jugar con balones, palas de playa, cometas, discos voladores, etc., cuando resulten molestos para los usuarios del arenal.
  • No respetar los 10 metros de distancia con las dunas cuando se realiza cualquier práctica deportiva.
  • No respetar los períodos y horarios establecidos para la pesca recreativa .
  • Emplear dispositivos sonoros con fines de propaganda, reclamo, aviso, distracción u ocio, salvo autorización expresa de la autoridad competente.
  • Realizar evacuación fisiológica en el mar o en los arenales.
  • Realizar explotación económica advertida una sola vez de cualquier naturaleza en cualquier punto de las playas o zonas anexas con independencia de su titularidad: alquiler o cesión de elementos de surf, bodyboard, longboard, paddle surf o similares, así como aprestación de enseñanzas de estas prácticas deportivas por escuelas que no cuenten con licencia municipal.
  • Todas las demás conductas contrarias al preceptuado en esta Ordenanza que no tengan cualificación de graves o muy graves.

INFRACCIONES GRAVES (Multas desde 751 euros hasta 1.500 euros)

  • Reincidir en la comisión de infracciones leves en el plazo de un año.
  • Impedir u obstaculizar las inspecciones y comprobaciones necesarias para el efectivo cumplimiento de esta ordenanza, así como no prestar colaboración a la administración municipal o agentes de esta.
  • Realizar labores de repuesta o mantenimiento de maquinaria en la arena.
  • Depositar en los contenedores materiales de combustión, escombros, maderas, animales muertos, etc., así como vertir líquidos dentro de los contenedores.
  • Atracar y desatracar, varar o dejar las embarcaciones, tablas de paddle surf, windsurf, kitesurf, motos náuticas, etc., fuera de las zonas señalizadas y destinadas para tal fin.
  • Entrar y salir al mar desde el arenal por quien realiza pesca submarina con el fusil cargado u otro instrumento que atente contra la seguridad de las personas, así como su manipulación en el arenal.
  • Abandonar en el arenal cualquier tipo de elementos voluminosos tales como neveras, sillas, sombrillas, etc.
  • Bañarse con la bandera roja izada.
  • Hacer un uso indebido o deteriorar las duchas, lavapiés, aseos, contenedores o cualquier mobiliario instalado en el arenal.
  • La falta de limpieza y higiene en el arenal o cualquier conducta que comporte una alteración medioambiental que afecte a la integridad física de terceras personas o a la seguridad y salubridad pública.
  • Tirar o depositar en la arena o en el mar vidrios o envases metálicos, o cualquier elemento cortante, así como sobrantes de obras.
  • Utilizar parrillas y prender hogueras o cualquier otra fuente de calor en los arenales sin autorización de la administración.
  • Utilizar bombonas de gas o cualquier líquido inflamable
  • Usar bengalas y materiales pirotécnicos, salvo emergencias.
  • Acampar, instalar tiendas de campaña, estructuras de lona o similares.
  • Pescar con caña u otros instrumentos destinados a la pesca fuera del horario permitido.
  • Utilizar tablas deslizantes por la orilla de la playa o similares, fuera de las zonas habilitadas para tal fin y dentro de la zona de baño.

INFRACCIONES MUY GRAVES (Multas desde 1.501 euros hasta 3.000 euros)

  • Reincidir en la comisión de infracciones graves en el plazo de un año.
  • Hacer publicidad a través de folletos, carteles, vallados, medios audiovisuales o de cualquier otro tipo, salvo autorización expresa del órgano competente.
  • Navegación de las embarcaciones, tablas de surf, paddle surf, kite surf, motos náuticas, esquí náutico u otros artefactos flotantes no autorizados en una distancia inferior a 200 metros de la costa, y en las zonas de baño, salvo en los canales debidamente señalizados.
  • Vertir y depositar materias que puedan producir contaminación y riesgo de accidentes.
  • Celebrar actos públicos o competiciones deportivas organizadas en los arenales sin autorización preceptiva del órgano competente.
  • Circular y estacionar vehículos en el arenal sin autorización expresa.
  • Impedir u obstruír gravemente el normal funcionamiento en los arenales de los servizos públicos, en especial al de limpieza de los arenales y al de vigilancia, salvamento, socorrismo y primeros auxilios.
  • Impedir el uso de un servicio público por otra u otras personas con pleno derecho a su utilización, así como el libre acceso público a las instalaciones municipales tales como duchas, lavapiés, aseos, etc.

En definitiva, se trata de ejercer el civismo, aplicar el sentido común y respetar al de al lado para que la convivencia en los arenales no suponga ningún problema,

Compartir el artículo

stats