Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jesús Vázquez Almuiña Pte. del Puerto de Vigo

“Antes de fin de año se pondrá en marcha el ferri desde Bouzas a Cork y Plymouth”

Vázquez Almuiña,en el silo de cochesde Bouzas. A.V.

Siete meses lleva Jesús Vázquez Almuiña (Baiona, 1962) al frente del Puerto de Vigo, uno de los grandes pulmones económicos de Galicia. Entre récords de tráficos -sobre todo, en automoción-, proyectos “de ciudad” como el carril bici o la reforma de paseo de la terminal de Bouzas y el rescate de concesiones como la de la extinta Vulcano, el exconselleiro de Sanidad reconoce que las relaciones con el Concello se han deteriorado por sus posturas antagónicas en infraestructuras como el tren a Bouzas o las ampliaciones de muelles. Con todo, defiende que solo unidos saldrán reforzados de la pandemia: “No podemos darnos el capricho de darnos la espalda”. 

  • “Si estamos unidos con un proyecto común, el Puerto de Vigo es imparable”

    “La terminal de Bouzas no puede quedarse aislada sin ferrocarril. Entre todos tenemos que buscar una conexión, la que sea mejor, pero una solución tenemos que darle”

-¿Lo mejor de estos siete meses? ¿Lo peor?

-Lo mejor, haber encontrado una comunidad portuaria muy activa, con ganas de trabajar. Lo peor, la salida de la pandemia. 

“Pese a todas las incertidumbres, los tráficos crecerán un 2% o 3% este año”

decoration

Jesús Vázquez Almuíña, en el silo de coches de Bouzasr Alba Villar

-El crecimiento de los tráficos ha sido histórico, ¿se mantendrá en los próximos meses? ¿Cómo acabará el año?

-Este año la previsión, con todas las incertidumbres que hay como la falta de materias primas, la subida de los fletes, etc., es que crezcan un 2% o 3%. Será un buen año. 

-No habrá cruceros prácticamente hasta septiembre, ¿qué se está haciendo para recuperar esta línea de negocio?

-Ofrecer las mejores condiciones a las empresas que traen los cruceros. Las programaciones dependen muchísimo de la situación sanitaria en los países de origen de los pasajeros. Estaremos en torno a 30 ó 40 escalas hasta final de año.

-La Plisan ya es una realidad. Ahora quieren recuperar ese millón de metros cuadrados perdidos en 2012. ¿Es posible? ¿Hay seguridad jurídica?

-Sí. La sentencia del Supremo estaba basada en la normativa que había en ese momento. La Abogacía del Estado nos da garantías de que con las modificaciones de la Lei do Solo ese terreno es rústico común, no de especial protección. Lo bueno es que la urbanización será mucho más sencilla, es una zona muy llana.  

-¿Para qué lo quieren destinar? ¿El circuito del coche autónomo que impulsan CTAG y Zona Franca?

-Estamos abiertos al mejor proyecto, al que más inversión pueda movilizar. 

-Hablando de Zona Franca, ¿se mantiene el protocolo de colaboración firmado en su día con López Veiga? 

-Sí. Gracias a ese protocolo recuperamos 65.000 m2 en la explanada de Bouzas que nos vienen muy bien, y seguimos trabajando en él. Lo acepté, fue firmado por el anterior presidente, pero considero que es muy interesante. 

-Vulcano. Al final el Puerto tenía razón. ¿Qué le espera al astillero? ¿En qué punto está el proceso para un nuevo concurso?

-Estamos preparando los pliegos y hemos decidido que irá dirigido al naval. Creemos que es el momento de apostar por este sector, aunque parezca un contrasentido por la situación que atraviesa, pero el naval es cíclico y tenemos que mantener su capacidad. Mientras tanto, estamos de acuerdo en que nos interesa que el astillero tenga actividad, pero con base jurídica, que se la puede dar una autorización que tiene que pedir la empresa que está ahora allí.

-¿No lo ha hecho?

-A día de hoy [miércoles], no.

-¿Por qué naval? Ha marcado una línea roja que alejaría cualquier otro proyecto empresarial del proyecto.

-Entendemos que es el sector que ahora mismo necesita más apoyo.

-Siguiendo con el naval, ¿cómo ve la crisis de Barreras?

-Preocupante. Es más que un astillero, es el emblema del sector. No se han cumplido las expectativas y no vemos una línea clara. La Xunta quiere apoyar pero sobre un plan de futuro y con el apoyo del Estado. No lo acabamos de ver. 

-¿Cómo valora la relación con el Concello?

-Mejorable. Si pensamos que de la pandemia vamos a salir separados, vamos mal. Es momento de unirnos y de hablar. El Puerto no es un ente independiente. Es un eslabón más de una cadena de riqueza. No podemos darnos el capricho de darnos la espalda, tenemos que estar unidos.

-Desde su minuto uno como presidente del Puerto, Caballero ha dejado claro que no habrá más rellenos en la ría de Vigo. ¿Los habrá? ¿Cuáles y cómo serán?

-Las ampliaciones que tengamos que hacer serán las mínimas y con todas las garantías medioambientales. Somos un puerto verde. 

“Bouzas ganará un 30% más de atraque con una ampliación más pequeña”

decoration

Vázquez Almuíña Alba Villar

-De las tres alternativas de ampliación para Bouzas, ¿cuál tiene mejor encaje?

-En Bouzas estamos trabajando en una cuarta alternativa para poder ganar un 30% más de atraque reduciendo lo máximo posible la ampliación en superficie. Dos tercios menos de lo que se había propuesto. Es un nuevo proyecto en el que participan todos los agentes de la terminal. Al recuperar la concesión de Zona Franca y con el segundo silo ya ganamos 125.000 metros cuadrados. Nos faltan atraques y calado. 

  • El nuevo espacio logístico de Zona Franca en Bouzas estará listo en verano

-¿Los muelles comerciales?

-Es el mayor problema. Una terminal histórica infrautilizada. Estamos viendo cuántos metros cuadrados podemos ampliar siguiendo todos los procedimientos medioambientales. En las últimas semanas los muelles han estado llenos con aerogeneradores, granito, chatarra del automóvil… Necesita crecer.    

-En el último consejo se deslizó también una posible ampliación del muelle de reparaciones. ¿En qué consiste?

-Es una modificación muy pequeña, de unos 4.000 m2, para atraque y calado. Se trata de alinear lo que hay ahora. Es un tema menor.

-Si hay una infraestructura que puede marcar un antes y un después en la historia del Puerto es el tren a Bouzas. ¿Se hará?

-El Ministerio lo está estudiando con la salida sur. Un puerto sin conexión ferroviaria está muerto. Es una orientación europea: potenciar la intermodalidad barco-tren. En estos momentos puede haber ya una demanda importante de componentes del automóvil y otras mercancías. La terminal más grande no puede quedar aislada.

-El alcalde esgrime que romperá la ciudad. 

-Yo no me meto en cómo hacerlo. Primero habrá que saber cómo es el proyecto. Si es subterráneo, eso no rompe. En Porta do Sol se está haciendo un túnel para una conexión de ciudad. ¿Va a romper Vigo ese túnel? Yo creo que no. Eso es lo que voy a defender: que no tenga ningún efecto negativo para la ciudad. 

“La mayor terminal no puede quedar aislada del tren; será su muerte”

decoration

Jesús Vázquez Almuíña, en el silo de coches de Bouzas Alba Villar

-¿Compensa el coste multimillonario y los posibles daños que se puedan ocasionar en la construcción para mover como mucho un tren al día?

-A Coruña, Ferrol, Marín… Todos tendrán conexión ferroviaria. Demanda hay. Desde Guixar hay una línea Leixoes-Vigo. El año pasado entraron 7.000 toneladas, y este año estamos en 33.000. La mayor terminal no puede quedar aislada. 

-Por eso, si el tren ya está en Guixar, ¿no es posible reorganizar las terminales? 

-Si Bouzas fuese una terminal pequeña, podría pensarse. Pero es la más potente. Y está en el otro extremo.

-El Concello ha devuelto al debate la ampliación del túnel de Beiramar. A este túnel sí se opone el Puerto.

-Se opone como se oponen todas las empresas que están en esa zona. Tú explícame cómo yendo por un túnel puedes acceder a los astilleros, o a la lonja, con los movimientos que tienen. ¿Y con qué objetivo? Peatonalizar la superficie. Tampoco se puede, porque hay empresas que necesitan acceso. Estoy de acuerdo con las peatonalizaciones, pero no allí. ¿Se podría peatonalizar la avenida de Citroën? Entiendo que no. Orillamar es el eje portuario por excelencia. La zona de túnel no tiene ninguna entrada a las terminales importantes. 

-¿Va a revisar el Puerto las concesiones portuarias en Beiramar y en general en todo el frente marítimo que estén abandonadas?

-Las estamos analizando, pero la realidad es que son muy pocas. Está la de Emenasa, que está con el proyecto de reforma y rehabilitación, y dos o tres más. Ahora iremos un poco más allá con el proyecto de humanización desde la calle Coruña hasta Bouzas, con el carril bici y una revisión de fachadas. Pero la mayor parte de esas fachadas son de competencia municipal. 

-¿Y a quitar empresas de suelo portuario que no necesiten estar ahí?

-Movimiento en este sentido hay. Actuaremos sobre las concesiones que no deberían renovarse. La Plisan puede ser una alternativa. 

-¿Tienen previsto alguna actuación más en clave ciudad? ¿Las gradas en el espigón del Náutico?

-La idea es unir los 7 kilómetros del frente portuario con el carril bici. Vamos a hacer ahora el paseo de Bouzas que bordea la terminal; una inversión de 1,2 millones de euros. Y estamos estudiando el entorno del Náutico, el espigón y toda esa zona. Es mejorable. Las gradas tienen una dificultad, porque hay un problema de seguridad. Estamos hablando de un puerto. Bañarse ahí no es lo más adecuado y la grada invita a eso. 

-¿Tendrá Vigo la oficina de la FAO? ¿En qué punto estamos?

-A la FAO no le gusta mucho la publicidad, pero estamos trabajando. Les hemos ofrecido personal, medios y sede física. Vigo lo han visto como un ejemplo para otros países. 

-¿La transformación de la lonja?

-Hemos hecho bastantes cambios, en parte por el COVID. Seguiremos mejorando el mercado. 

-Un proyecto empresarial estratégico que se frenó por el COVID fue el ferri a Reino Unido. ¿Hay novedades?

-Estamos trabajando en dos líneas, con Cork y Plymouth, Irlanda y Reino Unido. Por eso el puesto de inspección fronteriza (PIF) que haremos en Bouzas es fundamental. Habrá unas instalaciones provisionales pero después construiremos las definitivas. Mi idea es poner estas líneas en marcha antes de final de año. Los promotores del ferri están trabajando en las líneas y nosotros, en los servicios que se necesitan para desembarcar pasajeros en Bouzas. Estamos planteando el uso de autobuses. El ferri tiene que ir a esa terminal porque usa las rampas. El protocolo que estamos revisando con Aduanas, Policía y Guardia Civil es para hacer una estación de control provisional o trasladamos a los pasajeros en autobús a la estación marítima y allí hacer los controles. Pero es una línea muy interesante que traerá riqueza a Vigo.

6

Así será el visor submarino flotante de Portocultura Faro de Vigo

-Peiraos do Solpor, ¿se mantienen las tres fases? Había alguna duda con el proyecto de Bouzas.

-Sí, la última es la más compleja, la más difícil. Con el paseo de Bouzas que vamos a mejorar, seguramente incluiremos una serie de intervenciones en la zona del faro y en la otra esquina. 

-¿Cómo va el plan de usos? ¿Cuándo podría estar listo?

-Quiero hablar con el Ministerio porque lleva dos años y no tenemos noticias.

Compartir el artículo

stats