Para poner fin a los botellones, el Concello de Vigo cerrará la Praza de Portugal, la parte alta de Joaquín Loriga y la plaza de Fernando Conde Montero Ríos (que se encuentra detrás del Cine Teatro Fraga). No se podrá pasar desde las 21.00 hasta las 7.00 horas ni el viernes ni el sábado ni el domingo. "Vamos a atajarlos. Otras instituciones deberían tomar las mismas decisiones, no seré yo quien les diga lo que tienen que hacer. Nadie va a entrar allí, habrá vigilancia muy activa esta noche y en la de mañana", aseguró el alcalde, Abel Caballero.

El regidor avanzó que se reúne hoy con responsables de la hostelería para "marchar juntos". "El sector está respetando las normas. No son los culpables, sí los botellones. No quiero demonizar a la gente joven, son algunos, muchísimos otros tienen un comportamiento estupendo. Mi recomendación de apoyo social, que transmitamos en las casas la dificultad de lo que está sucediendo", apostilló.

Sobre el cierre de parques, playas y plazas, el alcalde señaló que se trata de una orden "desmedida". "El vicepresidente de la Xunta reconoció que esa cuestión no se puede plantear de esa forma. La indicación que tenemos hoy es especial vigilancia, y vamos a ir mucho más allá", apostilló.

La Autoridad Portuaria también pondrá cintas y carteles para evitar el paso en As Avenidas y Praza da Estrela, dos escenarios habituales de organización de botellones. Zona Franca toma la misma dirección que Puerto y Concello: prohíbe el acceso en la zona de la estación marítima de ría.