Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alta incidencia lleva a reabrir el autoCOVID del Meixoeiro

Colas, ayer, en el autoCOVID del Cunqueiro.

Colas, ayer, en el autoCOVID del Cunqueiro. Alba Villar

En solo una semana, la incidencia en la ciudad ha pasado de 61 nuevos contagios de SARS-CoV-2 por cien mil habitantes a 136. Una subida de más de 10 puntos de media al día. Por tanto, es razonable pensar que en los próximos días pasará de los 150, el umbral a partir del cual se considera que el riesgo de transmisión del virus es alto y la Consellería de Sanidade sube el nivel de restricciones.

En la actualidad, disfruta de las limitaciones más laxas. Subir un nivel supondría reducir los aforos de la hostelería –al 30% en interiores y al 50% en terrazas– y requerir certificado de vacunación completa o prueba COVID negativa para acceder a discotecas. Las restricciones de este nivel se empiezan a aplicar mañana ya en Redondela y Salceda de Caselas.

El alcalde  de Vigo, Abel Caballero, sostiene que la ciudad "está discriminada en PCR por la Consellería de Sanidade". "Está tratando mal a Vigo, es la ciudad en la que menos PCR se están haciendo", reprochó pidió explicaciones a la Xunta y al conselleiro Julio García Comesaña.

La incidencia en el conjunto del área es algo mejor, pero empeora. Está en 110 nuevos casos por cien mil habitantes. Y el número de infectados que requieren ingreso crece. Son 7 –5 en el Chuvi y 2 en Povisa–.

La subida de la incidencia y la reactivación de los cribados ha llevado al Sergas a reabrir el auto-COVID del Meixoeiro, que cerró hace un mes por la mejoría de la situación. De momento, la Dirección del área ordenó su apertura ayer por la tarde y esta tarde. El del Cunqueiro vivió el miércoles una de sus jornadas de mayor actividad, con 1.500 tomas de muestra. Ayer por la mañana recogió 690 y se repitieron las colas de vehículos de tiempo atrás. Por la tarde estaba citada parte de los 6.000 vigueses convocados esta semana a cribados. El servicio está trabajando al máximo de su capacidad, por lo que las pruebas no urgentes –como las de contactos estrechos que inician cuarentena– se posponen hasta cinco días.

Grupo de investigación de enfermedades infecciosas del instituto Galicia Sur. FdV

Avance en los ensayos

Mientras, el Chuvi avanza en los ensayos de tratamientos frente al COVID. Desde hace diez días, está autorizado para probar el antiviral de PharmaMar, Aplidina, en ingresados con necesidad de oxígeno y pocos días de evolución. Por ahora, no han tenido ninguno que reúna las condiciones, pero esperan participar con cinco casos en este estudio internacional.

El Grupo de Enfermedades Infecciosas del Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur, liderado por María Teresa Pérez, ensaya también en pacientes recién infectados la terapia VIR-7831. Ya han sido el centro europeo que más pacientes aportó en la primera y segunda fase. Ahora probarán si se pueden reducir las dosis para que la misma cantidad sirva para más pacientes. En cuanto al estudio gallego que lidera el Cunqueiro en plasma hiperinmune, han incluido ahora entre los pacientes que pueden ser reclutados a los vacunados, tanto con una dosis como con pauta completa. La doctora recuerda que estos últimos también se pueden contagiar y, aunque tienen menos posibilidades –un 10%– también pueden desarrollar la infección en su forma grave.

Compartir el artículo

stats