Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sin rostros (delictivos) que identificar

Instalación judicial donde se realizaban las ruedas de reconocimiento. |   // JOSÉ LORES

Instalación judicial donde se realizaban las ruedas de reconocimiento. | // JOSÉ LORES

Su habitual presencia en series y películas policíacas las ha convertido en la diligencia de investigación estrella en los juzgados. Las ruedas de reconocimiento llegaron a ser uno de los Trabajos en Beneficio de la Comunidad (TBC) más comunes en los juzgados de Vigo: los condenados acudía como figurantes compartiendo espacio con el sospechoso de un delito, habitualmente robo o agresiones, de aspecto y complexión física semejante, mientras la víctima o los testigos miran por un cristal para identificar al supuesto delincuente.

Sin diligencias por COVID

La celebración de estas ruedas de reconocimiento estaba supeditada a la voluntariedad del condenado –como todos los trabajos sociales, deben de contar con el consentimiento de la persona–, sin embargo, y desde hace un año, el COVID es el que ha frenado su solicitud por parte de los magistrados.

Clave en el caso de los Betas

Y es que fuentes judiciales han precisado que desde el inicio de la pandemia, no han tenido lugar estas diligencias, que son propuestas a instancia de cada juzgado para tratar de identificar a los responsables de un delito. Uno de los procedimientos más sonados fue el de los Betas – un grupo de jóvenes mayoritariamente de origen sudamericano desarticulado hace un año a los que se atribuyen un centenar de robos y hurtos en Vigo y su entorno imitando a las violentas bandas latinas–, donde catorce víctimas, muchos de ellos menores fueron citados para tratar de identificar a sus presuntos agresores.

22 condenados

Actualmente, son 22 los condenados a TBC que están inscritos a participar de estas ruedas de reconocimiento. Al no celebrarse, ¿qué sucede con su pena? Estas mismas fuentes precisan que a pesar de no participar en las ruedas, sí tienen que acudir a diario a los juzgados para firmar, es decir, dejar constancia de su personamiento, y estar disponible por si algún juzgado reclamase esta diligencia. “Habitualmente no es una prueba que se pida de un día para otro; pero igualmente deben de estar localizables y disponibles por si el juzgado los reclama. No es lo común, pero en alguna causa urgente que pueda llevar el Juzgado de Guardia, pueden precisar de estos figurantes”, explica el responsable de organizar estas ruedas.

Disponibilidad

Concretamente, todos deben tener el teléfono disponible entre las 9.00 y las 13.30 horas, por si se les reclama. Así, deben cumplir íntegramente el plan y el horario fijado por el CIS, porque sino se considera quebrantamiento de la pena de trabajos sociales.

Según las estadísticas de Instituciones Penitenciarias del primer trimestre de año, un total de 333 personas se encontraban realizando TBC en la provincia de Pontevedra, de cuya gestión se encarga el Servicio de Gestión de Penas y Medidas Alternativas (SGPMA) de A Lama –ubicado en el CIS de Vigo, en Avenida de Madrid–.

Servicios comunitarios

A estos casos hay que sumarles también las condenas de cárcel que fueron sustituidas por servicios comunitarios (178) o suspendidas (50). Estos mismos datos indican que los delitos más castigados con trabajos para la comunidad son los ilícitos contra la seguridad vial (tráfico) y la violencia de género, seguidos de delitos de lesiones, contra el patrimonios y faltas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 986 814 700.

Compartir el artículo

stats