Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El récord Guinness logrado por un joven vigués: 50 horas jugando al FIFA

Christian Ayegun, en la habitación en la que logró el reto

Christian Ayegun, en la habitación en la que logró el reto Alba Villar

El vigués Christian Ayegun González ha hecho historia con solo 15 años: ha conseguido batir el récord Guinness del británico Christopher Cook, logrado en 2014, tras aguantar más de 48 horas, 49 minutos y 41 segundos jugando al FIFA, el simulador de fútbol con más cartel del mundo. Acumuló, concretamente, 49 horas y 43 minutos: lo hizo con una PlayStation 4 en el FIFA 21. Dejó el listón lo más alto que pudo para dificultar a sus competidores el acceso a la cima, que tocó el pasado lunes a la tarde. Superó los 150 partidos y, en el directo de la plataforma Twitch, a través de la cual retransmitió los encuentros, le siguieron en algún momento más de 2.100 internautas.

Después de descansar unas 13 horas, con la emoción de haber superado el reto y ya “como nuevo”, asegura a FARO que no puede estar más contento. “Al acabar, no me lo creía. Viví un subidón, un instante lleno de adrenalina, pero el cansancio estaba ahí… Fue como una montaña rusa”, reconoce. Completó su travesía en una habitación gamer de la casa de su tío Guillermo, que le acompañó y ayudó a superar el desafío. Celebraron juntos la consecución del objetivo con una “minifiesta” a la que se sumaron sus padres, que le llamaban por teléfono cada cierto tiempo. “Al acabar de festejar, me duché, jugué una partida más al FIFA y, después, me quedé dormido”, resume.

El peor momento del reto fue la madrugada del domingo para el lunes, su segunda noche delante de la pantalla: “Me empecé a notar muy cansado, se me cerraban los ojos, veía manchas blancas y me dolía la cabeza, en parte, por llevar tanto tiempo los cascos. En los descansos –disfrutó de 10 minutos libres por hora–, aproveché para caminar, correr por casa, beber agua fría, lavarme la cara, tomar el aire y comer, incluso me dio tiempo a ducharme en una de las pausas”.

"Me haría mucha ilusión que Abel Caballero me recibiera. Me identifico con él"

decoration

Christian Ayegun subraya que, a pesar de los contratiempos, “mereció la pena”. “Quitando las dificultades de la segunda madrugada, creía que me iba a resultar más complicado. Muchísima gente se ha puesto en contacto conmigo para felicitarme, tanto familiares como amigos; mi abuelo se volvió loco. Agradezco a los colegas que me apoyaron en el directo comentando en el chat, eso me ayudó a entretenerme”, explica el joven, que ya tiene entre ceja y ceja “volver a batir” una marca. “Hay récords de dos juegos, Minecraft y Overwatch, que, hasta que cumpla los 16 –en diciembre–, no puedo hacer. Iré a por ellos en cuanto me permitan. Mientras, buscaré otros retos”, anota.

El joven, en su habitación Ricardo Grobas

Con el fin de que la organización del Guinness valide el logro, el adolescente le mandará los vídeos almacenados en Twitch por correo electrónico. No espera que la entidad responda rápido. “Creo que la placa tardará un tiempo en llegar. Si no me dicen nada, les llamaré por teléfono”, añade antes de destacar que aprovechará las vacaciones para desconectar de los estudios, quedar con amigos, jugar a la consola y estar con su familia.

Antes de finalizar la charla con FARO, confiesa que le haría “mucha ilusión” que el alcalde de Vigo, Abel Caballero, le recibiera: “Vive y respira por la ciudad. Me siento muy identificado con él”.

Compartir el artículo

stats