La Xunta aboga por que el ferrocarril Alvia que enlaza con Madrid preste servicio también en Vilagarcía de Arousa, donde, defendió hoy la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, con una parada mínima podría dar cobertura a una bolsa de población con miles de vecinos.

“Coincidimos en esa parada en Vilagarcía en los trenes de Larga Distancia que conectan Galicia con Madrid, una parada que solo supone cinco minutos en un trayecto de cinco horas, necesaria, obligada, porque hay una demanda potencial de 100.000 habitantes”, abogó la responsable autonómica tras reunirse en Santiago con representantes de CC OO. Su petición llega semanas después de que Renfe activase un nuevo Alvia entre Vigo y Madrid que sube hasta el bypass de Conxo deteniéndose solo en Pontevedra.

“No podemos permitirnos un paso atrás en los servicios ferroviarios en Galicia. Desde la Xunta seguiremos dando la batalla para que se recuperen servicios ferroviarios”, recalcó Vázquez tras recordar que, a pesar del fin del estado de alarma, aún no se ha recuperado toda la operativa que se ofrecía a los viajeros antes de la pandemia. En concreto, Vázquez citó la suspensión del Tren Hotel –tanto el de Madrid como el de Barcelona– o que la línea con Portugal funcione “únicamente al 25%”.

La conselleira de Infraestruturas se refirió también al acto organizado el lunes en Vigo por la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, y el alcalde, Abel Caballero, para presentar las primeras conclusiones del estudio hidrogeológico de la variante de Cerdedo. “Gobierno y Concello protagonizaron un acto inusual”, censuró Vázquez tras recordar que el informe hidrogeológico aún no está concluido y le queda por delante un año de trabajos, tiempo al que seguirá una compleja tramitación en la que se incluye el estudio informativo.

“Lo que vimos ayer es que la presidenta de Adif y alcalde no trasladaron lo que nos preocupa: el cronograma y los plazos concretos de cuándo se va a poner en servicio el AVE por Cerdedo. No trasladaron ni informaron del coste de las obras ni un plan de financiación. Lo que se constató es que la variante de Cerdedo es un proyecto para el Gobierno de España sine die. No tiene fecha, está retrasado indefinidamente”, zanjó.

Vázquez exigió que se “aclare” el calendario que maneja el Ejecutivo y también la financiación para un proyecto que, censura, hoy por hoy se mantiene “sine die”. También demandó la mejora de la Línea del Miño para revertir su “estado lamentable”. Sobre el futuro enlace de alta velocidad entre Vigo y Oporto, agradeció al Ejecutivo central que “se alié” con las reivindicaciones de la Xunta.