Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Universidad renuncia al traslado de títulos a la ciudad tras el rechazo de los centros

La ETEA y López Mora, dos ubicaciones que ya no usará la UVigo

La ETEA y López Mora, dos ubicaciones que ya no usará la UVigo

La UVigo renuncia a mudarse a la ciudad tras el rechazo mostrado por los alumnos y trabajadores de sus centros. El rector Manuel Reigosa anunció ayer en el Claustro que abandona su proyecto de traslado, que supondría un hito para la institución, tras conocer el resultado de la consulta, voluntaria y telemática, realizada en las facultades y escuelas de As Lagoas-Marcosende y de Torrecedeira. Aunque solo participaron el 26% de los convocados, la hoja de ruta del equipo de gobierno establecía como requisito indispensable un resultado positivo para poder continuar con el proceso.

“No se va a hacer ni ocupar ningún edificio en la ETEA ni en López Mora; se desperdicia una oportunidad histórica”

Manuel Reigosa - Rector de la UVigo

decoration

“No se va a hacer ni ocupar ningún edificio en la ETEA ni en López Mora. Se desperdicia una oportunidad histórica. Me impliqué personalmente para tratar de convencer a la comunidad universitaria de que el mejor lugar para Ciencias del Mar es la ETEA y que los espacios de López Mora nos pueden ayudar a reforzar nuestra oferta. Lo único de lo que me arrepiento es de no haber sido capaz de convencer”, se lamentó Reigosa.

Las encuestas solo son favorables en Ciencias Jurídicas, cuya junta deberá pronunciarse

La encuesta solo resultó favorable en Ciencias Jurídicas y del Trabajo, donde la participación global se quedó en un 20,4% y el 55% de los alumnos optaron por bajar a la ciudad. Y ahora será la junta de facultad la que deba pronunciarse sobre el traslado.

Esta doble vía era el paso previo para que el equipo rectoral valorase los costes y posibilidades de mudanza de cada centro. Pero el propio rector reconoció ayer que no espera un posicionamiento positivo, de forma que no habrá ningún movimiento.

“Excepto que este centro lo solicite, no bajará ninguno y no procederemos a adquirir espacios en López Mora ni en la ETEA"

decoration

El equipo rectoral recopiló un total de 2.872 encuestas de una población potencial de 11.098 estudiantes y trabajadores. Y la participación más elevada se registró entre los profesores funcionarios –un 34,5%–. La consulta se basaba en una única pregunta consensuada sobre la preferencia de ubicación del centro de trabajo o estudio: el 48% se decanta por el campus de As Lagoas-Marcosende, el 40,6% prefiere la ciudad y el resto no tiene opinión formada.

  • ¿Seguir creciendo en el campus o mudarse?
    Las técnicas comunes que emplean las plataformas de reclamación de deudas en España... o desde el extranjero

El resultado de las encuestas no fue remitido con anterioridad a los claustrales para su debate en la sesión de ayer, lo que generó críticas al equipo de gobierno. El rector, que se limitó a ofrecer algunos datos y a exponer varias transparencias, se comprometió a remitir toda la información a los miembros de este órgano. Pero, por ahora, la Universidad no tienen intención de hacerla pública.

La decisión histórica de trasladar centros a la ciudad ha generado oposición dentro de la Universidad –una plataforma de 664 alumnos y trabajadores piden su retirada– y la sesión ya arrancaba con cierta tensión.

Reigosa, que parafraseó al Quijote para enfatizar que “la verdad adelgaza y no quiebra” , reprochó las “falsedades” vertidas desde algunos sectores en los últimos meses. Y la mesa del Claustro tuvo que reunirse de urgencia porque el profesor Manuel Fernández Iglesias, que intercambió varios rifirrafes con el rector y llegó a plantear la vía contencioso-administrativa, pidió que se retirase del orden día el debate sobre el traslado por no disponer con anterioridad de los resultados de las encuestas.

El Claustro se celebró presencialmente en el campus de Pontevedra y también de forma virtual . DUVI

Finalmente, la sesión se desarrolló según lo previsto y Reigosa, tras revelar el dictamen de la consulta, insistió en defender el camino marcado por su gobierno para un proceso participativo y transparente. durante el que asistió a “más de 16 juntas de centro”,que duraron “entre 2 y 5 horas”. “A pesar del esfuerzo por subvertir la verdad, siempre seguimos esta hoja de ruta”, enfatizó.

A este respecto, el rector tuvo contestación por parte de la profesora Rosa Pérez, de Filología y Traducción, quien le recordó que, tras la primera reunión que él y el vicerrector de Planificación mantuvieron con los directores y decanos a principios de marzo, los responsables de su centro les informaron de que una parte de la docencia se trasladaría en septiembre a López Mora. “Se paró porque había oposición, pero parecía un camino cerrado y un plan bastante concreto. En nuestro caso, de aplicación inmediata”, añadió.

  • 1. El 70% de los egresados están a favorl

    Tras la reunión del 5 de marzo con decanos y directores, el equipo de gobierno explicó su proyecto en las juntas de centro y en un Claustro. También recopiló encuestas de 795 alumnos de institutos y de 2017 egresados, de los que el 70% se mostraron a favor del traslado, según se dio a conocer ayer

    2. Participación del 25% de trabajadores y alumnos

    El respaldo mayoritario de las encuestas y de las juntas de centro era la condición necesaria para continuar con el proceso. Dado el resultado obtenido, solo tendrá que pronunciarse Ciencias Jurídicas.

    3. Posibilidades económicas

    La consulta era el paso previo para que el equipo de gobierno valorase los costes y posibilidades de cada uno de los centros dispuestos a mudarse a la ciudad.

El decano de Ciencias Jurídicas, Francisco Torres, fue uno de los claustrales que intervino para pedir más información sobre los resultados de las encuestas en su facultad. Y aunque reconoció que los correos electrónicos no constituyen el medio más adecuado para opinar, en referencia a lo sucedido en los últimos meses en el seno de la institución, los vinculó a “que no hubo muchos debates”.

Los responsables de Ciencias del Mar visitaron la semana pasada la ETEA para conocer in situ los planes de la Universidad, que incluían la construcción de dos nuevos edificios. Pero Reigosa reveló ayer que el centro apostó “mayoritariamente” por quedarse en el campus.

El Claustro se celebró presencialmente en el campus de Pontevedra y también de forma virtual . | // DUVI Infografía con los edificios de la UVigo en la ciudad. | // FDV

“Estaba ilusionado porque la facultad debe estar pegada al mar. Allí va a estar el CSIC y los buques oceanográficos. De todos los posibles movimientos, este era trascendental. Pero somos absolutamente consecuentes con nuestra palabra. La junta de facultad puede tomar ahora la decisión que quiera y nosotros la estudiaremos, pero no vamos a proponer la construcción de ningún edificio en la ETEA. Y bien que lo siento”, comentaba en respuesta a su decano, Miguel Ángel Nombela.

Las justificaciones esgrimidas por el rector para defender el traslado de títulos son la caída de la matrícula por razones demográficas a partir de 2030 y el “efecto disuasorio” de la ubicación de As Lagoas-Marcosende para atraer alumnos frente al resto de campus gallegos. Reigosa llegó a decir que es “el que menos entusiasmo genera”.

También ha rechazado las acusaciones sobre el “desmantelamiento” del campus, que ha atribuido a las elecciones que se tendrán que celebrar en 2022. Y ayer volvió a negar que hubiese “intereses oscuros” en el traslado de centros a Vigo y aseguró que hasta ahora nadie había mostrado interés por ocupar los espacios que pudiesen quedar libres.

La sesión del Claustro también incluía como puntos del día la aprobación del nuevo reglamento de los programas de formación docente, la creación de las nuevas facultades de Relaciones Internacionales, Diseño, y Dirección y Gestión Pública; y el nuevo Centro de Investigación Interuniversitario en Paisaxes Atlánticas Culturais (Cispac).

Zona Franca y Concello guardan silencio

El proyecto de la UVigo para trasladarse al centro de la ciudad siempre ha contado con el Concello y Zona Franca como entusiastas aliados. El pasado marzo, Abel Caballero y David Regades comparecieron junto al rector Reigosa en el antiguo edificio informático de Caixanova para anunciar que la compra del inmueble por parte de la institución académica estaba casi cerrada. Y hace solos unos días, los tres regresaban a López Mora, acompañados por la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, para anunciar que el inmueble más pequeño del recinto albergará el futuro laboratorio cuántico de la ESA que impulsa la Universidad. La reciente inauguración de la nueva sede de O Berbés, que entrará en funcionamiento el 1 de septiembre, también se enmarcó en este proceso de acercamiento a la ciudad. Algo que, por ahora, parece totalmente descartado. El propio Reigosa recordó en el Claustro que López Mora y la ETEA eran ventanas de oportunidad temporales. Ayer ni David Regades ni el alcalde Caballero quisieron pronunciarse al respecto.

Compartir el artículo

stats