Amaba la vida y fue una gran luchadora. Las ruinas de Villa Solita, en Alcabre, acogieron ayer el homenaje a Isaura Abelairas Rodríguez, la política socialista fallecida a principios de junio tras cuatro años de lucha contra un cáncer y cuyo mejor legado es la importante lección de vida que transmitió. Nacida en el municipio lucense de Taboada en 1951, era viguesa de adopción. Maestra de profesión, entró en política municipal hace dos décadas, siempre al servicio de Vigo. Cerró esta etapa con la anterior legislatura de Abel Caballero, al frente de la Concejalía de Bienestar Social. Hace tres años ejerció de diputada en el área de Igualdad, con Carmela Silva al frente del organismo provincial. En 2020 entró en las listas del PSdeG-PSOE para las Elecciones Autonómicas de julio, con Gonzalo Caballero al frente, y obtuvo el acta de diputada en O Hórreo.

Pero detrás de todos estos cargos está la gran calidad humana de una mujer comprometida con la cultura, con el feminismo, con la educación pública y con los colectivos más desfavorecidos. Más de 160 personas, representantes de todos estos mundos en los que brilló Isaura, participaron ayer en su homenaje.

Escritores, músicos, antiguos alumnos y políticos como la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva; el alcalde de Vigo, Abel Caballero y el grupo socialista en el Parlamento de Galicia con su portavoz, Gonzalo Caballero al frente, y los diputados provinciales Paula Cabaleiro, directora del Servicio de Cultura de la Diputación, dio paso a la proyección “Homenaxe a Isaura”. El vídeo recoge la trayectoria vital y profesional de Isaura y el acto contó también con la actuación del grupo musical “Xardín Desordenado”, que tanto le gustaba, y “Quedo a vivir aquí” de Iolanda Zúñiga. Las intervenciones comenzaron con actrices, escritoras y feministas como Isabel Blanco, María Álvarez, Marisa Barreno, Mariana Carballal, Susana Pérez, Bertila –presidenta de Foanpas–, Lucía Muradas y Rosa Cobo (ésta a través de un vídeo) Pero también sus hijas Patri y Xela (ésta con un emotivo vídeo), su pareja Andrés Esteban, amigas y exalumnas.

Una emocionada Carmela Silva, presidenta de la Diputación de Pontevedra –institución organizadora del homenaje–, también valoró sin poder evitar las lágrimas, la huella personal y política de la otrora maestra de escuela: “Teníamos muy claro que teníamos que hacer este homenaje” aseveró, porque Isaura “ergueu a bandeira mais hermosa que se pode erguer. A igualdade”.

El alcalde, Abel Caballero, cerró el acto resaltó que Isaura: “Fue un referente en la política social en Vigo. Siempre preocupada de los que menos tienen. Defensora de los derechos de los ciudadanos”. Muy emotivo fue el recuerdo de Cayetano Rodríguez, médico y gran apoyo en los momentos más duros de su enfermedad.