El Álvaro Cunqueiro fue uno de los cuatro hospitales europeos que participó en el proyecto Telemedicina transfronteriza, eliminando barreras, de cara a una telesalud global en la Unión Europea. El objetivo era chequear la eficacia de una nueva plataforma de comunicación entre facultativos de diversos países europeos y coordinada por Portugal, para que los médicos puedan compartir datos clínicos de un paciente que necesitara atención sanitaria en un país extranjero,