Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los conductores con lupus se "ahorran" el viaje a Madrid

Industria designa a CIMALab como el primer centro en Galicia y el segundo en toda España que puede homologar los cristales protectores de radiación

Los filtros ultravioleta son imprescindibles para los conductores con lupus.  | // IEO

Los filtros ultravioleta son imprescindibles para los conductores con lupus. | // IEO

Las personas con lupus ya no tendrán que desplazarse hasta Madrid para certificar los filtros ultravioleta de sus vehículos. El Ministerio de Industria acaba de autorizar a CIMALab como el único servicio técnico de Galicia, y el segundo en toda España, que puede legalizar estas láminas protectoras imprescindibles para la salud de los conductores con esta dolencia.

Las personas afectadas por esta enfermedad autoinmune, crónica y que afecta a muchos órganos, deben adoptar las máximas medidas de protección solar en cualquier época del año ya que la exposición a la radiación ultravioleta puede desencadenar brotes, que llegan a afectar desde la piel hasta órganos vitales. De ahí que el Gobierno atendiese la demanda del colectivo, mediante una orden publicada en marzo de 2012, para que puedan instalar filtros de manera exclusiva en sus vehículos y “mejorar su calidad de vida”.

En cumplimiento de esta normativa, el ministerio autorizó el pasado 17 de junio a CIMALab para que pueda realizar en sus instalaciones de Porto do Molle los ensayos que acreditan que los filtros reúnen las condiciones técnicas obligatorias.

Los conductores deben protegerse de la radiación solar. FDV

Más de 2.500 gallegos están afectados por la enfermedad. Y la apuesta por esta nueva línea de trabajo en CIMALab surge tras la petición de la Asociación Galega de Lupus (AGAL) y el interés mostrado desde las consellerías de Política Social y de Industria por contar con un laboratorio de estas características en nuestra comunidad.

“Fruto de los esfuerzos llevados a cabo por estos organismos surge esta designación que capacita a CIMALab para desarrollar esta labor y que permitirá a los usuarios ahorrarse los costosos desplazamientos hasta Madrid, donde está radicado el que, hasta ahora, era el único servicio técnico de toda España”, destacan sus responsables.

Desde AGAL también celebran el logro y, a través de su página web, agradecen la “compresión, generosidad y empatía” del laboratorio vigués. La asociación, creada en 1997, llevaba muchos años trabajando para contar con este servicio tan necesario en la comunidad.

Filtros protectores. FDV

Los usuarios pueden acudir a cualquier taller autorizado para que les instale los filtros protectores en sus vehículos, pero el certificado de homologación solo podía conseguirse en Madrid. Y no todos los afectados disponen del tiempo y el dinero necesario para ello.

A partir de ahora, cualquier persona que haya instalado una lámina de protección ultravioleta en su automóvil podrá concertar una cita con el servicio técnico de CIMALab para solicitar la realización del ensayo de determinación del factor de transmisión luminosa de los vidrios laminadas.

Si el resultado es favorable se emite un informe de idoneidad que el usuario deberá guardar con el resto de la documentación del vehículo para poder presentarlo en las revisiones periódicas de la ITV.

CimaLab es una marca registrada de Quantum, una spin-off de la UVigo, y recientemente también se convertía en el primer laboratorio de Galicia autorizado para homologar la nueva barra antiempotramiento de los camiones. Además, en breve inaugurarán una catapulta de ensayos de crash test de ambulancias para responder a las necesidades del sector carrocero gallego.

El ROV "Liropus", a bordo del "Ángeles Alvariño". IEO

Fabricación y diseño de dos de los brazos robóticos del ROV del “Ángeles Alvariño”

Dos de los brazos robóticos del ROV Liropus que localizó el cuerpo de una de las dos niñas asesinadas por su padre en Tenerife y continúa participando en la dramática búsqueda del cuerpo de su hermana y del progenitor fueron diseñados y fabricados por Quantum Innovative.

El ROV forma parte del equipamiento del buque del IEO Ángeles Alvariño, que lleva casi un mes de incesante búsqueda en Canarias, y está operado por la empresa viguesa ACSM, puntera en su sector.

En consonancia con todos los elementos integrados en el Liropus, los brazos robóticos de Quantum Innovative son un ejemplo de la tecnología más avanzada. Los ingenieros de la empresa ubicada en Porto do Molle desarrollaron hace 5 años el primer prototipo para cubrir el vacío de brazos manipuladores adecuados a los robots de pequeño tamaño. Y a día de hoy son los únicos fabricantes en este rango de dimensiones y prestaciones. De hecho, la mayoría de sus clientes proceden del extranjero.

Los brazos robóticos.

Los brazos robóticos.

Bajo la marca registrada TitanRob, comercializan tres modelos construidos en titanio mediante impresión 3D y con una tecnología exclusiva. El uso de este material es clave porque contribuye a reducir el peso del vehículo en el agua.

Los brazos manipuladores robóticos de Quantum tienen entre 5 y 7 grados de libertad de movimiento y trabajan con una central hidráulica de 1 kW y paquetes de 5 o 7 válvulas. Y están diseñados para operar a una profundidad de hasta 3.000 metros.

Modelo G500

Los modelos desarrollados para el Liropus son el M501 y el G500. El primero permite amarrar el ROV a un punto fijo y su capacidad de carga máxima es de 100 kilogramos. Por su parte, el segundo es un brazo para manipulaciones que no requieran de gran complejidad y tiene un alcance máximo de 950 milímetros y una capacidad de carga de hasta 50 kilos. En Quantum están “orgullosos” de que sus desarrollos estén participando en “una misión tan humanitaria como es la búsqueda de Tenerife”.

Compartir el artículo

stats