Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lluvia de millones del Concello para el paseo de Bouzas y las becas de inglés

Recreación del nuevo paseo de Bouzas

Recreación del nuevo paseo de Bouzas FdV

El Concello de Vigo activa una lluvia de millones con el objetivo de dar un paso adelante en la ejecución de reformas y en la convocatoria de becas para perfeccionar el inglés: la Junta de Gobierno Local dio el visto bueno a la licitación del nuevo paseo marítimo de Bouzas (3.759.000 euros), de la rehabilitación del túnel de Beiramar (1,5 millones) y de los servicios para la gestión, organización y desarrollo del programa municipal de inmersión lingüística (4,4 millones). En total, más de 9,6 millones para transformar una parte de la urbe e impulsar el aprendizaje de los jóvenes en una materia fundamental.

El proyecto de mayor envergadura es la construcción del nuevo paseo marítimo de Bouzas, la obra “más importante” de la historia de esta villa, en palabras del alcalde, Abel Caballero, que desgranó en rueda de prensa el plan previsto para un tramo que pide a gritos una reforma integral y cuenta con un plazo de ejecución de 11 meses.

La actuación, que se prevé a lo largo de unos 500 metros –desde la iglesia parroquial hasta el puente de la VG-20, en torno a 8.000 metros cuadrados–, contempla un camino de madera –que sustituye a la piedra– con bajadas a la playa a través de tres zonas de escaleras. Habrá cinco áreas destinadas a la actividad hostelera que presumirán de pérgolas de madera con verde en la parte superior: un estilo similar a las que se instalaron en la Ronda de don Bosco.

Así quedará el paseo de Bouzas FdV

El regidor concretó que, en la parte más próxima a los edificios, se mantendrá una pequeña franja de granito para que la superficie sea “acorde” a las edificaciones –que contarán con iluminación vertical– y detalló que la “gran novedad” será la existencia de gradas de acceso al mar o para sentarse donde estaba el paseo de madera voladizo –que lleva más de 1.000 días cerrado por su mal estado–: se extenderán unos 250 metros. “Es una revolución. La idea de las gradas está copiada de las que hay en las playas fluviales del Sena, en París. Quise hacer lo mismo en el paseo del Náutico cuando yo era presidente del Puerto de Vigo, pero el PP lo paró todo cuando llegó”, anotó Abel Caballero.

La rehabilitación de este punto de Bouzas incluye también la instalación de iluminación para alumbrar el mar que, según citó el alcalde, será “ecológicamente respetuosa”, zona verde –vegetación autóctona y un jardín vertical–, paneles explicativos de la historia de la zona, fuentes, bancos accesibles e iluminados que incorporan cargadores con toma de USB, tumbonas, aparcabicis, duchas, iluminación moderna –balizas, luminarias altas con báculos y elementos (sumergibles y en el suelo) para dar luz a las gradas y otros para iluminar fachadas patrimoniales (se eliminan las luminarias que están ancladas a las fachadas)–, dispensadores de servicios para mascotas, papeleras de diseño o un área de ocio.

Con esta actuación, el objetivo del ente municipal es “hacer un Bouzas atractivo para la gente, humano y humanizado” a través de un paseo “blando y tranquilo” que permitirá “visualizar el mar”. “Bouzas sufrió mucho con el relleno. Tenemos que recuperar zonas de la ciudad como esta”, apostilló el mandatario local.

En el apartado de licitaciones, Caballero también apuntó la reforma del túnel de Beiramar, una infraestructura inaugurada en los años 90 que atraviesan diariamente unos 40.000 coches en ambos sentidos. El lifting se ejecutará con un presupuesto de 1,5 millones de euros. La finalidad: que sea más moderno y más seguro.

Las obras incluyen la renovación del sistema de iluminación de emergencia, nuevo cableado de iluminación resistente al fuego, el relevo de los detectores de humo por cables sensores para la detección rápida en caso de incendios, la renovación de la señalización de las salidas de evacuación, la colocación de puertas resistentes en caso de incendio, un sistema de megafonía de emergencia y sistemas de control de tráfico con barreras exteriores y paneles informativos. El túnel estará vigilado desde el centro de control del Concello, ya que los nuevos equipamientos se integrarán ahí.

Reino Unido e Irlanda

La tercera bolsa de millones citada por Caballero se la llevan las becas para perfeccionar el inglés. Avanzó que, el año que viene, viajarán “entre 2.500 y 3.000 jóvenes” de Vigo a Reino Unido e Irlanda para mejorar en este idioma. Irán en 2022 y no en 2021 porque, por ahora, no se dan las condiciones sanitarias necesarias para poder desarrollar esta actividad municipal.

El alcalde destacó que la generación de 2021 viajará en septiembre de 2022; la de 2022 lo hará en octubre de ese mismo año; y la de 2020, en julio del próximo ejercicio.

La Junta de Gobierno aprobó también la contratación de la prestación del servicio de producción técnica para la realización de eventos institucionales del Concello por un año –prorrogable a tres– y dio el ok a la adjudicación de la contratación del suministro de barandilla de acero inoxidable para el paseo de Samil por un importe de 121.000 euros y de las obras del 7.º programa para adecentar medianeras y otros elementos verticales –con un presupuesto de 243.000 euros, se actuará en 15 espacios–.

Vigo Bailando

Caballero, a su vez, presentó Vigo Bailando, un proyecto que lanza el Concello para potenciar la danza. Entre los actos que se programarán, destaca el primer encuentro de danza de la ciudad, Vigo Bailando 2021, que se celebrará este verano en distintas zonas: consiste en siete actuaciones protagonizadas por las escuelas de danza viguesas. Arranca el 30 de junio en Sárdoma –al lado de la iglesia, a las 20.30 horas–.

Compartir el artículo

stats