Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iván Martínez | Nuevo presidente del Banco de Alimentos

“La pandemia disparó la solidaridad”

Iván Martínez, nuevo presidente del Banco de Alimentos de Vigo FdV

Iván Martínez sustituye a Pedro Pereira, que llevaba una década al frente de la fundación y mantiene su colaboración, como presidente del Banco de Alimentos de Vigo. El nuevo responsable de la entidad es un hombre de la casa pues se incorporó como voluntario en 2013 y desde 2018 ostentaba la vicepresidencia. El estallido de la pandemia y la crisis sanitaria disparó las necesidades alimentarias de la población. Las demandas al Banco de Alimentos de Vigo aumentaron un 25% y en la actualidad atienden a ciento cincuenta ONG de la provincia de Pontevedra.

–¿Cómo asume el nuevo reto?

–Con grandísima satisfacción y orgullo porque tenemos una entidad muy grande, de gran valor, a la que quiero un montón y ser su presidente llena de orgullo a cualquiera, y a mí aún más. Pero también un poco 'arrugado' por la enorme responsabilidad que supone. En este momento el Banco de Alimentos tiene un protagonismo que no le gustaría tener. Estamos viviendo una situación muy complicada y una parte de la sociedad nos mira y necesita nuestra ayuda. Es una responsabilidad el mantener el nivel de exigencia y de respuesta que la sociedad pide.

–En el último año y medio ha cambiado la forma de operar, se ha disparado el número de ONG a las que el Banco suministra...

–Ha cambiado la demanda de alimentos, que se ha disparado, y también la forma de recogerlos nosotros. En la pandemia no hemos podido tener operaciones presenciales, ese contacto con la sociedad que tanto nos gusta, que es una cercanía, que permite que nos vean y que nuestros voluntarios puedan explicar lo que hacemos...

"La pandemia ha disparado la solidaridad"

decoration

Iván Martínez, nuevo presidente del Banco de Alimentos de Vigo FdV

–Y la respuesta ¿cómo ha sido?

–La pandemia ha disparado la solidaridad. Hemos tenido una respuesta muy buena por parte de la sociedad, a nivel institucional, empresarial y particular, hemos recibido muchas donaciones. La gente está con una sensibilidad especial respecto a la situación que estamos viviendo y prueba de ello el enorme éxito de la gran recogida del pasado mes de noviembre, que sobrepasó con creces cualquier expectativa que pudiéramos tener y de ahí estamos viviendo a lo largo de este año.

–Convertir las donaciones en alimentos también es una nueva forma de operar. ¿Qué resaltaría?

–Esas donaciones recogidas en distintas cadenas de distribución las estamos convirtiendo en alimentos con una ventaja respecto a la situación anterior. Nosotros ahora podemos pedir y comprar lo que necesitamos sin problemas de caducidad, cuando con el formato anterior podíamos vernos agobiados. Ahora los podemos escalonar, comprar sin agobio y estamos dando respuesta a todos aquellos que nos demandan alimentos. Es una ventaja respecto a la situación anterior.

–¿Vivieron situaciones de impotencia durante el confinamiento?

–Gracias a la determinación de un grupo de voluntarios que estuvieron al pie del cañón y abrieron todos los días, recogiendo y repartiendo alimentos no llegamos a cerrar nunca. Pero en algunos momentos querríamos hacerlo de otra manera, sin ese agobio de no poder responder como uno quisiera, ahí llega la impotencia.

"No llegamos a cerrar nunca"

decoration

–¿En qué situación está el Banco de Alimentos ahora?

–En cuanto a suministro tenemos mercancía y podemos atender las demandas, gracias al colchón de la gran recogida de noviembre. Lo que queremos es trasladar a aquellas entidades, a aquellas ONG que estén atendiendo al necesitado en cuanto a alimentación, que si no son beneficiarios del Banco y necesitan de nuestra ayuda por favor se pongan en contacto con nosotros. Podemos ayudar y buscaremos una solución para atender a la gente que lo está pasando mal.

Compartir el artículo

stats