Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Colas en los centros de salud para pedir el certificado de vacunación para irse de vacaciones

Personas esperando ayer por la mañana en la entrada del centro de salud de Pintor Colmeiro..

Personas esperando ayer por la mañana en la entrada del centro de salud de Pintor Colmeiro.. Pablo Hernández

Después de más de un año de pandemia, con una movilidad muy reducida y un turismo bajo mínimos, este verano se nota que hay muchas ganas de viajar. De ello dan fe los propios trabajadores sanitarios y demás personal de los centros de salud de Vigo. Porque en los últimos días se está repitiendo una situación que deja una curiosa estampa: contundentes colas en la entrada de los ambulatorios formadas en gran parte por personas que ya están vacunadas contra el COVID y que acude al centro sanitario a que le tramiten y le entreguen el certificado de vacunación para poder viajar este verano.

“Todo el mundo se quiere ir de vacaciones, y los que quieren hacerse ese pasaporte de inmunización nos reconocen que ese el motivo por el que vienen. Y eso está provocando una situación de colapso muchos días, no es normal que tengamos que encargarnos de algo como esto”, afirma personal de enfermería del centro de salud de Pintor Colmeiro, uno de los que tienen más pacientes de todo el área de Vigo.

Para conseguir ese certificado es necesaria la conocida como Chave365, que permite acceder a la plataforma online del Sergas y descargar el documento de inmunización. Esa clave están autorizados a darla en la delegación territorial de la Xunta de Galicia y en los centros de salud. También la activan en el Ifevi tras recibir el pinchazo, pero al no saber luego cómo obtener de forma digital el certificado con esa clave, mucha gente acude a su centro de salud tanto para que se lo tramiten de forma digital como para que se lo impriman.

El problema es que todas estas personas que van a su ambulatorio para solicitar este documento se juntan con las que van a pedir una cita, a hacerse unos análisis o a urgencias para que los atiendan, lo que provoca que se formen importantes colas. Tanto el personal de enfermería como los médicos de familia están autorizados para emitir ese certificado de inmunización, pero desde hace unas semanas también lo pueden hacer los trabajadores de administración. “Estamos hasta arriba de trabajo y somos el mismo personal que antes. Además, ahora comienzan las vacaciones de los trabajadores por lo que seremos todavía menos, así que la situación se agravará. Y la gente tiene muy poca paciencia”, lamentan desde Pintor Colmeiro.

En la Doblada está sucediendo algo similar. Empleados del ambulatorio consideran que en los centros de salud se debe llevar a cabo atención exclusivamente sanitaria y la tramitación del pasaporte de vacunación “no es un tema sanitario”. Por lo que consideran que se debería ofrecer una solución para evitar aglomeraciones y liberar al personal de Atención Primaria de estas cuestiones.

Además de los que acuden a diario sin cita y de forma espontánea para reclamar ese documento, los pacientes que van a ver a su médico, a realizarse un análisis o a que les atienda una enfermera también aprovechan la ocasión para reclamar el certificado de vacunación.

Compartir el artículo

stats