Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zona Franca convertirá más de 30.000 m2 de cubiertas de nave en Bouzas en planta solar

Zona Franca convertirá más de 30.000 m2 de cubiertas de nave en Bouzas en planta solar

Zona Franca convertirá más de 30.000 m2 de cubiertas de nave en Bouzas en planta solar

Transformar el polígono de Bouzas en la mayor central fotovoltaica para uso industrial de Galicia. La Zona Franca convertirá las cubiertas de sus naves y del edificio administrativo y sede histórica del Consorcio en la terminal boucense en una gran planta fotovoltaica de más de 30.000 metros cuadrados de superficie, con potencia y producción suficientes para cubrir las necesidades energéticas del Consorcio y generar hasta un 60% de excedente para el que el departamento que pilota David Regades ya estudia varios usos; entre ellos, la generación de hidrógeno verde, como en Balaídos. El proyecto saldrá a licitación en los próximos meses con un presupuesto estimado de algo más de 2 millones de euros.

La inversión supera los 2 millones | La electricidad generada cubrirá todo el consumo interno del Consorcio y el excedente se podrá destinar a otros usos | Regades: “Seremos líderes también en energías renovables”

“La Zona Franca es un referente tecnológico e industrial y vamos a ser líderes industriales también en energías sostenibles"

David Regades - Delegado del Estado en la Zona Franca de Vigo

decoration

David Regades, en el polígono de Bouzas. Alba Villar

El Consorcio lleva tiempo evaluando la opción de aprovechar las cubiertas de naves y edificios para generar energía eléctrica, y el polígono de Bouzas será como una especie de prueba piloto exportable –si los resultados acompañan– al resto de parques empresariales del ente: Balaídos, Porto do Molle, Valadares (PTL) y A Granxa.

En el caso concreto de Bouzas, la Zona Franca ha elaborado un estudio previo con tres escenarios posibles de actuación y generación de energía, decantándose –según apunta el propio Regades– por el más ambicioso de todos, que implica convertir la totalidad de las cubiertas, que suman unos 33.000 m2 de superficie, en una gran planta fotovoltaica.

La inversión prevista quedaría amortizada en nueve años y se pedirá subvención

Con esta instalación, el estudio apunta a una producción total estimada de 3.738 kWh/año, más que suficiente para cubrir las necesidades energéticas del Consorcio y generar un excedente del 60% para el que Zona Franca todavía no ha decidido su finalidad, aunque podría utilizarse para la generación de hidrógeno verde, siguiendo el ejemplo de la planta proyectada en Balaídos.

  • Zona Franca invertirá 15 millones en convertir las cubiertas de PSA en centrales fotovoltaicas

El presupuesto para una infraestructura fotovoltaica de estas características supera ligeramente los 2 millones de euros y el Consorcio prevé sacarlo a concurso en los próximos meses. Según Regades, será la “mayor comunidad energética industrial de Galicia”, con muy pocas pérdidas de producción y cuya inversión estaría amortizada como muy tarde en nueve años. Además, se solicitará una subvención para su puesta en marcha.

“La instalación prevista en Bouzas es la mayor comunidad energética industrial de Galicia”

David Regades

decoration

Como la Zona Franca, muchas empresas están recurriendo a la tecnología fotovoltaica para tratar de amortiguar los desorbitados precios de la electricidad, que este mes de junio han batido ya varios récords históricos por las subastas de CO2 y el encarecimiento del gas natural, y que no parece que –al menos a corto plazo– vayan a reducirse. Una de esas industrias, como recogió FARO, es la planta de Stellantis en Balaídos, que el próximo año ejecutará un proyecto de 15 MW en dos fases, como antes han hecho otras firmas como Frigoríficos de Vigo. De hecho, las compañías instaladoras de paneles ya hablan de “cambio de tendencia” y de bum de pedidos en la comunidad.

  • 1. Apuesta por las energías limpias

    Zona Franca convertirá las cubiertas de las naves y de su sede histórica en el polígono de Bouzas en una gran planta fotovoltaica de 30.000 m2

    2. Autoconsumo y excedente

    Estima una producción total de 3.738 kWh/año utilizando todas las cubiertas, suficiente para cubrir sus necesidades de energía y generar excedente

    3. Una inversión de más de 2 millones

    La inversión prevista es de 2 millones de euros. Tras un estudio previo, Zona Franca sacará a licitación el proyecto en los próximos meses

    4. Prueba piloto en Bouzas exportable

    El proyecto de Bouzas es como una especie de prueba piloto que el Consorcio prevé replicar más adelante en sus otros polígonos industriales.

Para Zona Franca también es primordial garantizar el origen sostenible de toda la energía que consume y va en línea con la electrificación que está sufriendo el sector que más ingresos le reporta: la industria de automoción. El Consorcio tiene en marcha otro proyecto para desplegar una red de 73 puntos de abastecimiento para coches eléctricos en los cinco parques empresariales que gestiona y también en los aparcamientos subterráneos del centro comercial A Laxe (propiedad de la Zona Franca) y de Praza da Estrela, que en un futuro podría estar alimentada por una o varias centrales fotovoltaicas.

Las tomas serán de distintas tipologías según las necesidades de los distintos usuarios, comprendiendo desde la implantación de puntos de carga intermedia (7,2 kWw) para zonas de estacionamiento de larga duración (parkings, aparcamiento exterior público, interior con acceso restringido); puntos de recarga semirrápida (22 kW), donde el estacionamiento en viales y accesos públicos esta ocupación se prevé más dinámica (inferior a 3 horas), y por último, las llamadas electrolineras, con una potencia por punto de al menos 50 kW y que serán empleadas como puntos de suministro instantáneo que garanticen una carga del 80% de la batería en menos de 30 minutos. El proyecto incluye al menos una electrolinera en cada uno de los 5 parques.

Compartir el artículo

stats