La tan ansiada regeneración de Samil dio este fin de semana un nuevo paso con el anuncio del nuevo plan del Concello. En el ayuntamiento tienen sobre la mesa la primera fase de un proyecto que persigue recuperar el sistema dunar de la playa más grande de Vigo en un plazo de dos años. Se derribará el paseo para recuperar el arenal y se construirá otro al nivel de la playa a una distancia de entre 15 y 27 metros con respecto al actual.

Según Abel Caballero, para la construcción del nuevo paseo, “no se va a cortar ningún árbol”, puesto que irá entre los troncos: convivirán. “El resultado será espectacular: podremos pasear entre los árboles y tocar la arena a la vez que vemos el mar. No habrá escalones ni desniveles para acceder a la playa, eso es una gran novedad”.