Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El conocimiento que acelera la industria

El técnico David Álvarez, en el Laboratorio de Fotónica del grupo COM.

El técnico David Álvarez, en el Laboratorio de Fotónica del grupo COM. COM

El grupo COM, un referente europeo en telecomunicaciones, factura uno de cada cinco euros que ingresa la UVigo por transferencia

Uno de cada cinco euros que ingresa la UVigo por contratos de I+D con empresas llega a través del grupo Antenas, Radar y Comunicaciones Ópticas (COM). La intensa actividad de innovación, consultoría y formación que desarrollan sus investigadores para empresas gallegas y españolas, grandes multinacionales e instituciones europeas como la ESA se tradujo en 2020 en 1,1 millones de euros, la facturación más elevada de toda la Universidad, cuyo cómputo global alcanzó los 5,1 millones.

El grupo, con treinta años de experiencia y adscrito al centro de investigación AtlantTIC, es una referencia en Europa en telecomunicaciones y se sitúa cada año entre los de mayor transferencia. Sus líneas de trabajo abordan desde antenas y fotónica a satélites y ciberdefensa, pasando por la criptografía cuántica, la fotónica o la guerra electrónica. Y su actividad ha dado lugar a dos spin-off, EM3 Works y Raytrack.

De forma paralela, también destacan en investigación y sus integrantes, que cuentan con publicaciones en Nature y Science, lideran habitualmente proyectos europeos Horizonte 2020, entre ellos, los programas de doctorado industrial Edify y Drive-In, que buscan impulsar la aplicación de la fotónica integrada a procesos industriales como el vehículo autónomo.

“Siempre tuvimos claro que lo que hagamos tiene que redundar en la sociedad, tanto desde la docencia como desde la investigación"

decoration

“Siempre tuvimos claro que lo que hagamos tiene que redundar en la sociedad, tanto desde la docencia como desde la investigación. Ser el grupo que más factura es algo coyuntural, pero ahí está el trabajo desarrollado durante años. Es un proceso en el que empezamos a contactar con las empresas del entorno, fueron surgiendo oportunidades y te acabas haciendo un nombre. La industria y las instituciones gallegas, españolas y europeas saben que somos fiables y apuestan por nosotros”, destaca Óscar Rubiños, uno de sus doce profesores. Y todo el equipo, entre ingenieros y tecnólogos, suma 25-30 personas.

Antonio Pino fundó el grupo a principios de los 90 con cuatro doctores de la segunda promoción de “Teleco” –el propio Rubiños, Fernando Obelleiro, Marcos Arias y José Luis Rodríguez–. Y empezaron su trabajo centrados en el diseño y análisis de antenas y colaborando con empresas gallegas como Televés. Después llegarían Indra, Sener o Acorde e instituciones internacionales como la ESA.

Y en esta línea los éxitos prosiguen. El proyecto 5GBeamCheck para inspeccionar antenas 5G con drones liderado por Borja González fue el único español premiado este año en el concurso MyGalileoDrone, organizado por la agencia europea GSA y en el que competían 200 propuestas. Y en 2019, Yolanda Rodríguez recibió uno de los ‘Oscar del Espacio”, los Galileo Master, con un sistema que permite detectar vertidos en el mar o cuantificar masas forestales mediante sensores radar instalados en drones.

Una aplicación de la UVigo para tecnología 5G premiada por la UE Antenas, Radar y Comunicaciones ópticas (COM)

Además, el software de simulación del grupo está considerado uno de los más rápidos y precisos del mundo. Cuenta con destacados premios científicos internacionales respaldados por compañías como Intel, Microsoft y HP. Y en 2010 alcanzó el récord mundial en electromagnetismo computacional al resolver un problema real con más de mil millones de incógnitas.

El software vigués ha sido empleado en campañas de medidas a bordo de buques de diferentes países y ninguna empresa ni institución cuenta con un equipo que reúna sus conocimientos y recursos para hacer simulaciones electromagnéticas a bordo de barcos, aviones, helicópteros o drones.

Desde la iniciativa del XaTcobeo, el grupo COM también colabora con el profesor Fernando Aguado en comunicaciones por satélite, ingeniería de sistemas y constelaciones espaciales.

Además es líder en escáneres de ondas milimétricas. Y en el ámbito de la seguridad y la defensa, los investigadores cuentan con gran experiencia en el desarrollo de escáneres de seguridad para inspección no invasiva de personas objetos en aeropuertos o eventos masivos frente a posibles ataques terroristas.

“La ESA nos ha encargado una ampliación de la consultoría del laboratorio cuántico”

Francisco Díaz - Profesor en Fotónica y Comunicaciones Ópticas

decoration
Francisco Díaz

Francisco Díaz

La comunicación cuántica y la fotónica integrada son otras dos líneas en las que son líderes mundiales. Francisco Díaz lidera la iniciativa para crear una fábrica de semiconductores fotónicos única en el sur de Europa y que respalda Zona Franca. Y, junto al investigador Marcos Curty, un referente internacional en su campo, trabajan en la creación de QCtech, un laboratorio europeo de comunicaciones cuánticas. Ambos proyectos no solo situarían a Vigo a la vanguardia en tecnologías de enorme futuro, sino que contribuirán al desarrollo económico de Galicia y de todo el país.

“Van los dos muy bien y la ESA nos ha encargado una ampliación de la consultoría del QCtech. Ambas ideas surgieron en el grupo porque hay una buena investigación y una buena transferencia. Son proyectos para el futuro que nacen de nuestra vocación de transferir el conocimiento que generamos. Del conocimiento, la tecnología y los sectores surgen posibles ideas y si son buenas y hay detrás capacidad investigadora o impulso empresarial pueden salir adelante”, destaca.

Al laboratorio de fotónica del campus (QOPHI) recurren instituciones internacionales y empresas como Alter Technology: “El flujo es constante. Recibimos peticiones para estudiar la viabilidad de soluciones, realizar ensayos, probar dispositivos o componentes y también para formación. Estos días nos ha llegado una solicitud de un cliente chino que hace chips con láseres integrados para aplicaciones 5G. Quiere que midamos los láseres”, ejemplifica.

Y los beneficios de esta intensa relación con las empresas más punteras acaban revirtiendo en la formación de los alumnos: “Nuestro personal de laboratorio está perfectamente formado en los equipamientos más avanzados y los estudiantes pueden hacer prácticas con ellos. E incluso acceder a prácticas en las empresas con las que trabajamos, que muchas veces los acaban incorporando a sus plantillas. Algunos llegan a ser directivos y siguen confiando en nosotros”.

En los dos doctorados industriales que coordina Díaz se forman actualmente 8 profesionales en activo de empresas de Armenia, China, Irlanda, Italia y Portugal: “Y a su vez nosotros enviamos a nuestros alumnos a un grupo del Instituto Tecnológico de Dublín que está trabajando con Alcatel”.

“Trasladamos lo más novedoso a los alumnos; son los que construirán el futuro”

Óscar Rubiños - Catedrático de Teoría de la Señal y Comunicaciones

decoration
Óscar Rubiños

Óscar Rubiños

Cuando el profesor Aguado arrancó el proyecto del primer satélite gallego muchos lo veían como “un sueño imposible”, pero en el grupo COM no dudaron de la colaboración. “Hay que intentar aprovechar las oportunidades y no dejarlas pasar. Siempre fue la apuesta estratégica del equipo. Y en estos momentos, el reto es la fábrica de semiconductores fotónicos que apoya Zona Franca. Es una iniciativa que trasciende la propia Universidad y que generará riqueza en Vigo y en Galicia. Es una gran satisfacción contar con investigadores como Francisco Díaz”, aplaude Rubiños.

Para poder mantener su actividad y abrir nuevas líneas, el grupo cuenta con recursos propios para apoyar a sus miembros cuando no disponen de financiación. Y circunscriben la transferencia a “un todo” que incluye también la investigación y la docencia, en línea con la filosofía de la Escuela de Telecomunicación.

“El planteamiento del centro es que el alumno es lo primero. Y que los profesores trabajemos en temas de actualidad les permite asociar lo que aprenden a la realidad tecnológica. Les trasladamos lo más novedoso, ellos son los que van a construir el futuro de Vigo y de Galicia. Son los que ocuparán los puestos de dirección en las empresas e instituciones y si los formamos bien estamos potenciando la marca Vigo y la marca Galicia”, destaca.

Para Rubiños, “la mejor tarjeta de presentación” son los estudiantes. “Recibir una buena formación es un valor añadido para ellos y si la empresa estás satisfecha recurrirá al grupo de investigación. Muchas veces son ellos mismos los que vuelven a contactar con nosotros para colaborar. Es un proceso continuo en el que vas sembrando”, subraya.

Además de coordinar cuestiones comunes al grupo, el catedrático está involucrado en la línea de trabajo sobre seguridad civil mediante el desarrollo de radares en frecuencias elevadas, que ofrecen mayor precisión para la detección de objetos de pequeño tamaño, por ejemplo, en aeropuertos o en cadenas de producción. 

Compartir el artículo

stats