Además del habitual cierre de camas que se aplica en los hospitales públicos de Vigo durante el verano, la CIG denuncia que el Sergas está negociando "un contrato millonario" para que Povisa realice más cirugías a pacientes de la sanidad pública y bajar así la lista de espera del área sanitaria de Vigo. "Esto significa por dedicar más dinero a la sanidad privada", denuncia el sindicato.

La CIG considera que sería difícil de explicar que se incremente la derivación y el dinero que se entrega al grupo Ribera Salud, propietario de Povisa, en lugar de utilizarlos para reforzar los recursos públicos. "Y si es necesario incrementar el número de trabajadores, que se utilice con los fondos que piensan dedicar al incremento del concierto con la sanidad privada", defienden. Este contrato, precisamente, llegaría un año antes de la negociación para el nuevo concierto para que Povisa siga atendiendo a pacientes del área sanitaria de Vigo.