DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Franquismo y plásticos rompen el hielo en la selectividad

Casi 3.000 alumnos inician la segunda ABAU marcada por las medidas antiCOVID en ocho centros del campus de As Lagoas y de Torrecedeira y en el pabellón universitario

21

Los jóvenes gallegos deciden su futuro en la Selectividad. Pablo Hernández

La segunda selectividad marcada por las medidas antiCOVID arrancó este martes para 2.983 alumnos del área viguesa, el grupo más numeroso de toda Galicia. La mascarilla, el gel y la distancia ya les acompañaron a diario durante todo el curso, así que los protocolos de seguridad no añadieron esta vez más nervios a los futuros universitarios, que se examinan hasta mañana en todos los centros universitarios de los campus de Torrecedeira y As Lagoas-Marcosende, así como en el pabellón deportivo de este último.

La ABAU repite el modelo de 2020 –en lugar de dos opciones, los estudiantes pueden combinar las preguntas según sus preferencias– y la primera jornada comenzó con los exámenes de Historia y Lengua castellana y Literatura. Los estudiantes contestaron a cuestiones relacionadas con el franquismo o la reforma agraria liberal, comentaron un artículo de opinión sobre la necesidad de reducir el consumo de plástico y demostraron sus conocimientos sobre Buero Vallejo, Rubén Darío o Carmen Laforet y otros autores de las décadas posteriores a la Guerra Civil.

A mediodía, acabado el primer asalto, y tras semanas de encierro en casa, repasos en el instituto y madrugones para hacer cola en las bibliotecas “desde las 7 de la mañana”, los alumnos respiraban más tranquilos. “Resultó más fácil de lo que esperábamos. Los exámenes se ajustan al temario. Mañana [por hoy] estaremos mucho mejor”, comentaban varios compañeros del CPR Plurilingüe María Inmaculada (Carmelitas), al que le ha tocado de nuevo la Escuela de Empresariales, en Torrecedeira.

Resultó más fácil de lo que esperábamos, se ajustan al temario

Irene, Moisés, Loli, Cris y Mario - Alumnos de Carmelitas y su profesora

decoration

Alumnos de Carmelitas y su profesora. Pablo Hernández Gamarra

La pandemia redujo en gran medida sus posibilidades de reunirse con los amigos y desconectar de un curso en el que se juegan su futuro. “No tener fiestas nos fastidió, pero también nos ayudó a estar más centrados. Aunque también es verdad que si no sales de casa estás más nervioso o agobiado. Lo bueno es que tendremos el verano libre”, concluían estos aspirantes a alumnos de Filoloxía galega, Ciencias Políticas, Terapia Ocupacional y ADE que conjuraban a la suerte con “los bolis de la profesora Clara” y, en el caso de Cris, con una cadena de su madre.

“Ahora las clases deben tener ventilación y otras medidas, pero los nervios son siempre los mismos. Y además les resulta comodísimo examinarse aquí, estamos al lado del colegio”, comentaba su profesora y tutora, Loli Vila.

Lo mismo les pasa a los alumnos del vecino CPR Plurilingüe San Miguel 2, que también se examinan en Empresariales: “Somos pocos en la clase y te pones menos nerviosa, es muy cómodo. Es como si estuviésemos haciendo un examen normal y en un ambiente muy relajado. Estos días estuvimos muy nerviosas, tomando valerianas y sin dormir más de 6 horas”.

Al ser tan pocos en el aula es como si estuviésemos en un examen normal, es muy relajado

Ana, Alba, Laura, Miguel y Sofía - Alumnos del CPR Plurilingüe San Miguel 2

decoration

Alumnos del CPR San Miguel 2 Pablo

“Hasta con desmayos”, apuntaba la madre de una de estas alumnas sobre los tensos días de preparación de la ABAU. Las altas temperaturas de los últimos días y las restricciones de la pandemia tampoco han ayudado. “Si no puedes desconectar con tus amigos llega un momento que te cuesta concentrarte y rendir”, comentaba este grupo al que les gustaría cursar Bellas Artes, Magisterio y Ciencias e Historia de la Música a partir de septiembre.

Apenas unos metros separan el IES Politécnico de la sede de Industriales en Torrecedeira, que acoge a sus alumnos de selectividad. “Estamos en nuestro ambiente, da mucha tranquilidad”. Eso sí, los nervios de primera hora se los tuvieron que tragar igual: “Lo pasas fatal. Es horrible hasta que no lees el examen”.

En Torrecedeira estamos en nuestro ambiente, da mucha tranquilidad

Breixo, Raúl, Aldara, Sara, Diego y Paula - Alumnos del IES Politécnico y de Carmelitas

decoration

Alumnos del IES Politécnico y Carmelitas Pablo Hernández Gamarra

Breixo, Raúl, Aldara, Sara, Diego y Paula, esta última del colegio Carmelitas y a la que acompaña una fotografía de su abuelo como amuleto, quieren estudiar Ingeniería Informática, Ingeniería Electrónica, Medicina o Farmacia, Educación Infantil y Primaria, Bioquímica y Odontología.

Y, en el futuro, si pudiesen elegir su lugar de trabajo se quedarían en Vigo. “Como en Galicia en ningún lado”, bromean.

Víctor, Inés, Mauro y Jorge también son alumnos del Politécnico, agradecen no tener que subir al campus –”Es más cómodo examinarse aquí y evitar el estrés de los buses”– y sus elecciones son una mezcla de “vocación y salidas profesionales”. Quieren estudiar, por este orden, Biomedicina o Ciberseguridad, Ingeniería de la Energía y Materiales, Física e Ingeniería Informática.

Elegimos la carrera por vocación y también por sus salidas profesionales

Víctor, Inés, Mauro y Jorge - Alumnos del IES Politécnico

decoration

Alumnos del IES Politécnico Pablo Hernández Gamarra

Están dispuestos a desarrollar sus carreras profesionales fuera de Galicia: “Tal y como están las cosas tiene que ser así. Y, a poder ser, trabajar de lo que estudiemos”. Aunque también les gustaría seguir viviendo en una ciudad “al lado del mar” y “con buena calidad de vida”.

La ABAU no da tregua y, tras el estreno de ayer, hoy les espera a estos amigos otra larga jornada de cinco exámenes. Y, más allá de esta semana, cuando acaben las pruebas, hay quienes se plantean, como Jorge, “buscar un trabajillo para pagar el carné de conducir”. Y quienes, de forma más inmediata, como anhela Inés tras muchas semanas de estudio, se conforman con el plan más sencillo: “¡Dormir!”.

Compartir el artículo

stats