La parroquia de La Soledad, en O Castro, fue ayer escenario de una misa cantada a cargo del Coro de Voces Graves de Vigo, dirigido por Alberto Abal García, que estrenó una misa compuesta por Sebastián Paz Suárez, un compositor gallego residente en Madrid.

La misa fue escrita en enero de este año y está dedicada a la comunidad cisterciense de Sobrado dos Monxes, donde esperan poderla interpretarla a principios de verano si las condiciones sanitarias lo permiten. Se trata, por tanto, de un pre-estreno o ensayo general antes de presentarla en el monasterio de Oseira con piezas como “Señor ten piedade”, “Gloria”, “Santo”, “Año de Deus” y canto de comunión, con acompañamiento de órgano.