“A precios competitivos”, el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) convocó ayer una puja pública para sacar al mercado 2890.000 metros cuadrados de la Plataforma Loxística e Industrial de Salvaterra de Miño- As Neves (Plisan) repartidos en 39 parcelas. Las empresas interesadas tienen hasta el 31 de agosto para presentar sus ofertas.

Es la segunda vez que se comercializa suelo en el mayor área empresarial del sur de Galicia tras las cinco parcelas adjudicadas en 2019. La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, considera que con la “posición estratégica” de la Plisan y la “condiciones ventajosas de acceso a sus parcelas, atraerá nuevos asentamientos industriales”.

Según el anuncio publicado en el Diario Oficial de Galicia, las empresas pueden hacerse con estas parcelas ya en régimen de compraventa –con un precio base que oscila entre los 53,21 euros el metro cuadrado en las parcelas de más de 20.000 metros cuadrados y los 71,71 del resto– o como derecho de superficie –adjudicación a cambio de un canon anual que parte de un precio mínimo de 0,79 euros por metro cuadrado y con opción de compra–.

Por otra parte, Vázquez Mejuto, que se reunió con lo presidentes de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Juan Manuel Vieites, y el de la de Pontevedra (CEP), Jorge Cebreiros, prevé que la modificación del Plan sectorial de ordenación de áreas empresariales de Galicia inicie su tramitación ambiental en julio. Destacó que beneficiará a siete concellos de la provincia con la incorporación de casi un millón de metros cuadrados. Entre ellos, 166.000 para ampliar el polígono de Balaídos.

Vieites aplaude el nuevo paso en la Plisan, ya que el suelo industrial es “un elemento de primera necesidad” para la reindustrialización de Galicia, para lo que demanda una “apuesta firme y coordinada”. Pide que no se desatienda el compromiso de conexión ferroviaria de este “nodo estratégico fundamental” con el puerto. También, reclama una Ley de Gestión y Modernización de los parques empresariales de Galicia y la implicación de los concellos para conseguir que la industria sea el 20% del PIB.