Tras una madrugada del viernes en la que hubo que precintar dos céntricos locales de hostelería de Vigo por “actuar de discoteca” y se detectó un botellón que congregó a medio centenar de jóvenes en la zona del Náutico, la jornada del sábado fue más tranquila en la ciudad olívica en relación al control de las infracciones relacionadas con las restricciones del COVID-19. Junto a cuatro propuestas de sanción, se tuvo conocimiento de una reunión de chavales en la plaza de Portugal, chicos que se disolvieron en cuanto fueron conscientes de la presencia policial.

En relación con las denuncias, tres de las tramitadas fueron impuestas a locales y una más a un ciudadano que no hacía uso de la obligada mascarilla, según informaron fuentes municipales. El viernes el número de propuestas de sanción fue mayor, elevándose a 20, tal y como concretó el Concello. En cuanto a la jornada de ayer domingo, fuentes de la Policía Local manifestaron que tanto por la mañana como por la tarde, en un día que fue especialmente caluroso, no se detectaron incidencias ni aglomeraciones reseñables.