DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vacunación masiva reduce un 77% las muertes en el área de Vigo

Vacunación masiva en el Ifevi.

Vacunación masiva en el Ifevi. Alba Villar

Las dudas iniciales sobre la efectividad de las vacunas contra el COVID provocadas en buena parte por los bulos difundidos por los negacionistas pese a las contundentes evidencias científicas, se han ido disipando en los últimos tiempos a pasos agigantados. Y es que la buena evolución epidemiológica desde que se ha ido avanzando en la inmunización de la población es incontestable. Y el área sanitaria de Vigo es la prueba de ello. La aceleración en la vacunación en los últimos meses ha logrado frenar de forma contundente lo que desde el pasado diciembre se había convertido en una auténtica tragedia humana: el fallecimiento de personas con COVID. Y es que entre el último mes de 2020 y febrero de este año el coronavirus se cobró en la ciudad y en los municipios de su entorno la escalofriante cifra de 165 víctimas mortales con un ritmo ascendente que parecía difícil de frenar. Pero la progresiva inmunización masiva que se ha logrado especialmente desde comienzos de marzo ha cambiado considerablemente la tendencia. Y es que en los últimos tres meses las muertes por coronavirus se cuentan por 38, lo que supone una caída del 77%.

La explicación es sencilla: los mayores, el grupo más castigado por la enfermedad, fueron los primeros en recibir las dos dosis. Primero los usuarios de las residencias y luego el resto. No hay que olvidar que desde el inicio de la pandemia la gran mayoría de víctimas mortales han sido ancianos, personas que por lo general tenían patologías previas y que el virus complicó su condición médica. En total, en el área sanitaria de Vigo han fallecido por COVID 434 personas, una cifra considerablemente menor que en A Coruña, donde perdieron la vida 591.

Los datos fueron terribles tras las navidades, cuando apenas se estaban administrando las primeras dosis de la vacuna. En un solo día se llegaban a registrar varias muertes diarias tanto en los hospitales de la ciudad como en las residencias de mayores.

Ahora la situación es afortunadamente bien diferente. El Sergas continúa hoy con la masiva administración de vacunas en el Ifevi. Concretamente están citadas 1.300 personas de entre 50 y 59 años para recibir la segunda dosis: por la mañana se vacunarán los que eligieron ponerse AstraZeneca y por la tarde los que se han decantado por Pfizer. Mañana, además, hay citados 5.000 ciudadanos del área sanitaria de Vigo de ese mismo grupo de edad para ponerse la primera inyección en el recinto ferial. En el conjunto de la semana, la Consellería de Sanidade ha citado a más de 18.000 personas de entre 50 y 59 años para vacunarse. La próxima están convocadas otras 48.000, tanto para primeras dosis de los menores de sesenta años como para la segunda de otros grupos de edad. El objetivo es que todos los convocados acudan a su cita y, en caso de no poder hacerlo, se comuniquen con el Sergas para poder acordar otro día y hora para la vacuna.

Respecto a la situación en los hospitales vigueses, los últimos datos de la Consellería de Sanidade reflejan una de las mejores jornadas, reduciéndose de 36 a 27 los pacientes ingresados por coronavirus. No había tan pocos pacientes hospitalizados con el virus desde finales de verano del año pasado.

Personal de Urgencias, ayer,en el hospital Álvaro Cunqueiro. Ricardo Grobas

Los profesionales de Urgencias reclaman al Gobierno reconocer la especialidad

El personal de Urgencias del Hospital Álvaro Cunqueiro respondió ayer a la convocatoria realizada por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) en los principales centros sanitarios del país. Así, alrededor de veinte profesionales de este servicio del Chuvi guardaron un minuto de silencio en la entrada del hospital para conmemorar el día internacional de las urgencias y, especialmente, para reclamar al Ministerio de Sanidad el reconocimiento de la especialidad, admitida ya en más de cien países de todo el mundo y en el ámbito militar. El personal de este servicio denuncia las promesas incumplidas por el Gobierno de España de decretar el reconocimiento definitivo de la formación en Urgencias y Emergencias como título oficial en Ciencias de la Salud.

Desde Semes se recuerda que la 72ª Asamblea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) insta a todos su estados miembros a desarrollar una especialización adecuada de los profesionales de este servicio “como garantía de equidad, igualdad y salud en los sistemas sanitarios, evitándose millones de defunciones y discapacidades a largo plazo debidas a traumatismos, infecciones, enfermedades mentales, exacerbaciones agudas de enfermedades no transmisibles y otros trastornos de urgencia”. Un total de treinta sociedades científicas españolas, como la de Pediatría, Urología, Psiquiatría, Cuidados Paliativos, Radiología Médica, Medicina de Laboratorio o Farmacología Clínica, entre otras, apoyan la petición de crear una especialidad concreta de Urgencias y Emergencias con el objetivo de garantizar la mejor asistencia posible a los ciudadanos. Por eso los profesionales de este servicio instan al Ministerio de Sanidad al reconocimiento “sin demoras” de la especialidad”.

Parlamento de Galicia

A mayores, los diputados e integrantes de la Comisión Parlamentaria de Sanidade se sumaron también a esta demanda reiterando la proposición no de ley aprobada por unanimidad del Pleno el pasado 9 de diciembre de 2020 para demandar la creación de la nueva especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias.

Compartir el artículo

stats