Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Recintos burbuja y entradas para acceder: así evitará O Marisquiño las aglomeraciones este agosto

El Náutico acogerá el BMX, Trasatlánticos el skate y Praza da Estrela, el básquet y breakdance | El público solo podrá acceder a un espacio

Por la izquierda, Mosquera, Pity, Ezpeleta y Besada; detrás, el cartel de OM21.

Por la izquierda, Mosquera, Pity, Ezpeleta y Besada; detrás, el cartel de OM21. Marta G. Brea

Todavía es pronto para decir cuántos, pero los aficionados del deporte urbano no se perderán su evento estrella. Bien en directo, bien desde sus casas. O Marisquiño regresa a la que nunca dejó de ser su casa y durante los días 6, 7 y 8 de agosto volverá a convertir a Vigo en la capital del BMX o del skate, compartiendo incluso disciplinas y pruebas con los mismísimos Juegos Olímpicos de Tokyo, que coinciden en su último fin de semana.

Recintos burbuja y entradas para acceder: así evitará O Marisquiño las aglomeraciones este agosto

Recintos burbuja y entradas para acceder: así evitará O Marisquiño las aglomeraciones este agosto e. villanueva

El que, desafortunadamente, juega un papel clave en la organización de la XX edición del intrínseco festival es el COVID, situación que ha motivado una serie de notables cambios tan necesarios como irrenunciables. No todo será distinto a otros años; la explanada del Náutico acogerá la prueba de BMX, el muelle de Trasatlánticos la copa del mundo de skate y Praza da Estrela será el escenario para el Básquet 3x3 y el breakdance, pero estos tres espacios estarán delimitados, tal y como avanzó FARO.

Se trata de “espacios burbuja”; estarán delimitados con vallas que actuarán de filtro de acceso e impedirán la visión desde fuera para evitar aglomeraciones. “Fuera de esos espacios no va a haber nada. La idea es que solo acuda la gente que tenga entrada”, señaló Joako Ezpeleta, director del festival, en alusión a la ausencia de puestos de comida o bebida, de venta de camisetas, conciertos y otros atractivos que, hasta la llegada de la pandemia, completaban la esencia de O Marisquiño.

Para acceder a cualquiera de estos tres espacios burbuja, el público deberá disponer de una entrada con una pulsera y código QR que permitirá la entrada y salida del recinto durante todo el día. La pulsera tendrá un chip de control de acceso y permitirá conocer el aforo en todo momento. Este porcentaje variará según las condiciones sanitarias en el momento de la celebración, en agosto.

El público deberá elegir qué disciplina quiere ver porque solo podrá acceder a un espacio por entrada: Trasatlánticos para skate, Náutico para BMX y Plaza de la Estrella para básquet y break.

Las entradas serán numeradas y cada una irá asociada a una única persona. Solo se podrán adquirir un máximo de 4 entradas por grupo y se pedirá el contacto, nombre y teléfono de cada persona que adquiera una entrada para mantener la trazabilidad del público. Los asistentes no podrán permanecer de pie en el recinto, solo sentados en el asiento asignado de cada grada.

La dirección ha recalcado que sin entrada, no se podrá acceder a ningún espacio. También se mantiene como hasta ahora, su gratuidad. Sus responsables definen a esta edición como de “transición”, en la que la prioridad será “la seguridad de deportistas, trabajadores y público” y en la que, por primera vez en un evento de este tipo, se hará una apuesta por el “criptoarte” en formato NFT (Token No Fungible) con la puesta en marcha de una plataforma de venta de obras de arte digitales.

Imagen digital

Si ya prácticamente fueron de los primeros en apostar por los deportes urbanos, ahora también se han sumado a la digitalización del evento. Y no estamos hablando de la emisión de cada una de las pruebas a través de streaming –que también– sino su apuesta por un cartel virtual que no se imprimirá en papel y estará disponible con el certificado NFT mediante tecnología blockchain.

El autor de la imagen gráfica, Kike Besada, explicó ayer que se basó en el concepto de glitch, es decir, un “error” informático que no afecta negativamente a un programa. Por su parte, Marcos Mosquera, artista digital y especialista en animación, ha explicado el importante trabajo que ha realizado para dar movimiento a la imagen gráfica de este año. Apuntó que organizaciones deportivas como la NBA están vendiendo actualmente archivos de vídeo con las mejores jugadas de su historia con el formato NFT.

Los mejores trucos del festival, a golpe de “token”

Un paso de gigante hacia la digitalización. Si hace unos años los códigos QR revolucionaron el concepto de la imagen, el futuro pasa por los NFT (Token No Fungible); y O Marisquiño ya está dando cuenta de ello. Los carteles este año no se imprimen, sino que podrán comprarse a través de un mercado digital de arte NFT –“OpenSea”– , con un precio de 50 euros cada una. Los compradores del cartel recibirán un token digital que les confirma como poseedores del mismo. “Este concepto está revolucionando actualmente el mundo del arte”, según explicó Carlos Domínguez Piti, director de la empresa organizadora. A mayores, se crearán piezas de vídeo y fotos exclusivas del festival que podrán ser adquiridas también con el sello NFT y, además, se ofrecerá a los ganadores de las distintas pruebas la posibilidad de recibir los premios en criptomoneda. “Nuestra idea es acercarnos más a los jóvenes que cada vez pasan más tiempo en este universo”, indicó Domínguez.

Compartir el artículo

stats