DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“La Panificadora puede ser un motor para el Casco Vello, tener un efecto tractor”

Celso López y Jorge Salgado en la parte alta de los silos de La Panificadora

Celso López y Jorge Salgado en la parte alta de los silos de La Panificadora

Durante seis décadas, hasta que sus hornos se apagaron y las cocheras echaron el candado en 1981, La Panificadora llenó los platos de cientos de familias de Vigo. En el sentido literario. Y en el literal, substanciado en los panecillos que durante años salieron en cantidades industriales de su factoría. Hoy, cuatro décadas después, con los engranajes de la recuperación ya activados por Concello y Zona Franca, los autores de la modificación puntual del Pepri del Casco Vello, los arquitectos Celso López y Jorge Salgado, invitan a enfocar el proceso también como una posibilidad, una oportunidad para generar bienestar, calidad de vida y riqueza. Su propuesta, que acaba de ser avalada por la Bienal Española de Arquitectura (BEAU), se basa en un aprovechamiento totalmente público del recinto, con residencia, coworking, área deportiva o centro de innovación gastronómica.

Fachada sur de La Panificadora en el año 1927

–La Panificadora encara su segunda vida. Toca plantear cómo hacerlo, qué contenidos darle.

–Jorge Salgado (JS): La idea básicamente es pensar que los usos pueden cambiar con el tiempo. El edificio tiene que tener la flexibilidad suficiente como para que pueda asumir los usos que se planteen ahora u otros en el futuro. Siempre con la condición de que se trata de usos dotacionales y públicos.

  • Una segunda vida para La Panificadora

    Renacerá como residencia de jóvenes y mayores y centro de innovación gastronómico. Descubre los otros usos que se proyectan para la antigua factoría

–Un espacio que pueda ir mutando a medida que cambien las necesidades de la ciudad.

–JS: Hay otra cuestión importante y es que cualquier aprovechamiento debería ir acompasado, adaptado de manera adecuada, al edificio que lo va a contener. Uno extraño a la arquitectura puede acabar cargándosela; pero entendemos que lo que ahora se plantea es asumible por La Panificadora.

–Celso López (CL): Eso es importante. Es el propio respeto al edificio de La Panificadora el que limita los usos posibles. Legalmente ya está redactado así.

  • El inicio de la reforma de La Panificadora ya tiene fecha

    “Recuperamos un espacio que algunos dejaron desaparecer”

–En su momento llegó a plantearse la construcción de viviendas en la parcela. Supongo que para ustedes, como arquitectos, es mucho más atractivo diseñar un aprovechamiento dotacional, un gran contenedor de uso público.

–CL: Hay una cuestión, además. Tiene tal potencial dentro de la ciudad que había que resolver la conexión con todas las tramas próximas. Había pendiente desde hace muchas décadas un problema de conexión entre el Casco Vello y la plaza del Concello. Había que aunarlo todo en esa misma dirección. Lo que pretendimos fue resolver todos los problemas urbanos que ya existían por la falta de conexión. Es importante cómo se relaciona La Panificadora con el Casco Vello, con el Concello y con O Castro. Si ves nuestra maqueta, cogemos toda la manzana que está delante, hasta Paseo de Alfonso. La intención es transformar la zona, crear una puerta potente al Casco Vello.

10

La vieja Panificadora, un tesoro de Vigo con los días contados Faro de Vigo

–¿Y cómo lo plantean?

–JS: Le damos tanta importancia a la volumetría, a la arquitectura que generan los volúmenes, como a los espacios que quedan entre ellos. Se plantea que tengan su sentido, que no sean espacios entre edificios, sino de calidad. En parte se plantea arbolado, se estudian pavimentaciones, conexiones hacia Praza do Rei y con la calle Cachamuíña. Hay una intervención en el espacio que queda entre La Panificadora y Praza do Rei. Con unas rampas resolvemos la conexión.

–CL: Hay volúmenes que retiramos. Creamos un espacio claro de entrada y conexión. Las rampas recuerdan un poco a un cosido, se trata de coser una cosa con otra.

–¿De eso se trata, no de suturar un ámbito ahora roto?

–JS: Lo que hace la propuesta es dar sentido, conectar, enlazar las estructuras con la trama urbana que las rodea y el paisaje próximo. En la propuesta lo que teníamos claro es que no queríamos poner ninguna volumetría que impidiese ver la Praza do Rei a través de la ventana que hace La Panificadora a la ría de Vigo, con las Cíes al fondo.

Celso López y Jorge Salgado en la parte alta de los silos de La Panificadora

–Reforzarlo como mirador.

–JS: Sí, de hecho encima de los silos hay unas salas de maquinaria. La idea, en principio, es que pueda funcionar como mirador. La vista desde allí es espectacular.

–Hablamos de un gran espacio público que “brota” en mitad de Vigo. ¿Qué posibilidades tiene?

–JS: Yo creo que en principio cambia la visión de todo el Casco Vello. Ahora mismo allí hay viviendas, rehabilitaciones. Se metió algún pequeño equipamiento, pero realmente no hay ninguno de la entidad de La Panificadora. Una zona bastante degradada pegaría un giro de 180 grados en ese sentido.

–CL: De lo que se trata es de que La Panificadora haga un efecto tractor, que arrastre el interés precisamente al Casco Vello y genere vida asociada a las viviendas.

Loading...

–Algunos de los servicios que se proyectan en La Panificadora, como la residencia o el centro de gastronomía, son novedosos.

–JS: Que el edificio asuma distintos usos, deportivos, gastronómicos, hostelería... Va a ayudar a que genere una mayor actividad y mejore la vida en el entorno.

–Hablamos de un edificio ya construido, y abandonado desde hace décadas. ¿Se puede conservar todo? ¿Se debe conservar todo?

–JS: Nuestro deseo es que la volumetría se mantenga. Y es como se está planteando en la modificación puntual. Hay algunas zonas que igual implican tener que demoler forjados y volver a ejecutarlos y hay cubiertas que hay que sustituir; pero no deja de ser un trabajo de cirugía. Más que llegar y hacer una demolición, lo que se plantea es una intervención respetuosa.

–Los edificios se levantaron con un enfoque industrial, para acoger actividad fabril, no servicios. Supongo que eso será un reto.

–JS: Este tipo de proyectos son los que apetecen. Lo que hay que hacer es ir reparando aquellas zonas de las ciudades que están mal. Y si las arquitecturas realmente tienen interés, como en este caso, lo que se debe hacer es más un trabajo de cirugía que un trabajo de amputación. Dentro son espacios bastante diáfanos. Por su ubicación, si se hace bien va a ser un motor tremendo para el Casco Vello.

Compartir el artículo

stats