Una gran superficie verde de 34.000 m2 con parques, jardines y pistas para jugar, por ejemplo, al fútbol, baloncesto o ping pong. Este sería el nuevo uso de los terrenos donde actualmente se asienta la estación de buses, en la Avenida de Madrid, según el borrador del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), cuya aprobación definitiva se espera para 2023, tal y como avanzó FARO. Esta nueva calificación urbanística rompe por completo las pretensiones que la Xunta de Galicia tenía para dicho espacio: sustituir la actual terminal –cuya actividad se trasladaría al complejo de Vialia– por un centro intergeneracional, un espacio capaz de integrar a la vez una guardería y un centro de día para mayores.

Los planes del Concello chocan con los de San Caetano hasta tal punto que la conselleira de Política Social, Fabiola García, aprovechó su visita a la sede la Asociación Xaruma, para pedirle al Concello que “reconsidere” su decisión de que los terrenos de Avenida de Madrid pierdan su designación de equipamiento público. “Es el momento de dejar a un lado las diferencias políticas, dejar a un lado los colores, y trabajar juntos para mejorar la calidad de vida de los vigueses. En este centro habrá un espacio para los mayores y también una escuela infantil; sería malo para Vigo renunciar a todo esto, por eso pido al Concello y a su alcalde que reconsidere esta decisión”, apeló ayer la conselleira.

El pasado mes de noviembre, tal y como informó García, se remitió a Praza do Rei una alegación sobre este PXOM para que la actual estación no perdiese el carácter de equipamiento público. “Lamento que más de medio año después no tengamos respuesta”, precisa.

Desde la Xunta, se apostaba por que el nuevo Plan Xeral debería mantener la cualificación de equipamiento general en lugar de la zona verde pretendida para el entorno de Avenida de Madrid y así no disminuir la superficie asignada por el Plan al equipamiento público para el servicio de toda la población del ayuntamiento de Vigo respetando el nuevo desarrollo viario que le da al acceso a la avenida de Madrid.

Proyecto

Este proyecto autonómico comprende una “reforma integral” de toda la estructura de la estación de autobuses para convertirla en un centro intergeneracional con 80 plazas de centro de día y 82 para guardería y un espacio para los jóvenes con locales de ensayos perfectamente insonorizados para que los grupo locales puedan practicar y un espacio con oficinas de servicios sociales. “Por desgracia, lo que propone el Concello en el PXOM que está tramitando es que todo este espacio sea una zona verde sin dejar sitio para un equipamiento así. Si prosperase, Vigo perdería el potencial que puede tener el edificio de la estación para ser el centro intergeneracional de referencia en Galicia. Me da pena que Vigo pueda perder la oportunidad histórica de tener el mejor centro intergeneracional de toda España”, amplía Fabiola García.

Este sería el tercer proyecto de este tipo con el que contaría la comunidad gallega, después de los erigidos en Ourense y Arteixo. Desde Política Social se llegó incluso a desgranar algunas de las cifras más relevantes: funcionaría con energías limpias, incorporaría un jardín interior y 230 plazas de aparcamiento. La inversión autonómica para su acondicionamiento alcanzaría los 5 millones de euros.