Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un edificio “transparente y versátil” para la Praza da Igrexa

Así será la nueva y transparente vida del entorno de la colegiata

Así será la nueva y transparente vida del entorno de la colegiata

Un edificio “transparente y versátil” que mantiene el trazado histórico de las construcciones que lo precedieron a lo largo de los años y que extiende el espacio público de la Praza da Igrexa a través de una primera planta porticada. El proyecto del estudio Liqe Arquitectura elegido por el jurado del concurso de ideas convocado por el Concello para revitalizar este entorno emblemático plantea usos institucionales, pero también comerciales e incluso actividades públicas en su pequeño auditorio y patio interior.

El jurado elige la propuesta de Liqe Arquitectura, “Mutante”, que extiende el espacio público a través de la primera planta y persigue el equilibrio entre modernidad y monumentalidad

Javier Couto y su equipo plantean en “Mutante” un frente que preserva el parcelario y, por tanto, que destaca por su uniformidad, además de mantener su espíritu caótico e incluso underground, con el fin de “complementar” y resaltar la monumentalidad de la plaza.

El proyecto ganador respeta el parcelario y pone en valor el entorno de la Colegiata.

“No queríamos que existiese una fachada que compitiese con la Concatedral, no tendría sentido, por eso buscamos la transparencia, un filtro. Y planteamos un espacio intermedio entre lo privado y lo público”, añade Couto, que también destaca “el juego entre lo que cambia y lo que permanece”.

8

Así será el nuevo entorno de la Colegiata: simbiosis de memoria y futuro

"Hemos buscado el respeto entre la tradición y la fecha en la que estamos"

decoration

“Nuestra idea siempre fue mantener la huella de lo que ya había y las parcelas, la división entre las distintas propiedades, es lo que siempre se conserva a lo largo del tiempo. Las construcciones ya estaban muy transformadas respeto a su origen y hoy no tiene sentido reconstruir. Hemos buscado el respeto entre la tradición y la fecha en la que estamos. Hoy tenemos que hacer edificios del siglo XXI. Y su versatilidad le permitirá mutar, adaptándose a las necesidades futuras de la ciudad y no se convertirá en un esqueleto enorme como otros que ya existen. Podrá ser un edificio administrativo ahora y dentro de diez años convertirse en un museo o acoger oficinas de coworking”, destaca Couto.

Evolución del entorno de la Colegiata desde 1973

La intención del estudio es construir toda la estructura de madera, adelantándose a normativas como la francesa que fijará este requisito en todos sus edificios públicos. La cubierta será de cinc y la celosía de la fachada se fabricará con lamas de este mismo material lacadas en blanco.

  • Nueva vida para el entorno de la Colegiata
    El Concello amplía con dos nuevas construcciones su plan para rehabilitar el conjunto situado frente al templo

A través de la primera planta, la plaza se extenderá hasta un patio trasero que aprovecha la gran fachada ya existente: “No queríamos negarla. La aprovechamos pensando en el pequeño auditorio que podría acoger actividades para los ciudadanos. No busca sustituir la plaza, que es un centro vital de la ciudad, sino complementarla”.

Esta primera planta, que también podría acoger una cantina y usos comerciales en la esquina que da a la praza de A Pedra, formaría parte del espacio urbano, mientras que los usos más privados se limitarían a los pisos superiores. El proyecto también contempla dos “espectaculares” terrazas para “contemplar la impresionante vista de tejados del Casco Vello”.

"A Pedra podrá ver el interior del edificio en ciertos momentos y en otros no. E igualmente desde el interior podemos focalizar la visión de la torre de la Colegiata o la perspectiva del mar. El potencial es muy grande”

Javier Couto

decoration

“Jugamos entre lo institucional y la escala más pequeña de las construcciones que se fueron levantando poco a poco. Al mantener esas trazas históricas y gracias a las lamas, una persona que ascienda desde A Pedra podrá ver el interior del edificio en ciertos momentos y en otros no. E igualmente desde el interior podemos focalizar la visión de la torre de la Colegiata o la perspectiva del mar. El potencial es muy grande”, subraya Javier Couto.

Todo el equipo del estudio espera que los vigueses entiendan su propuesta para un entorno tan emblemático en pleno casco antiguo: “En cuanto nos enteramos del concurso nos dijimos que teníamos que participar por responsabilidad. Había que intentar aportar algo con el máximo respeto. Teníamos muchísima presión y ahora nos queda mucho trabajo por delante”.

"No hemos sido muy agresivos"

decoration

“No hemos sido muy agresivos. Yo crecí viendo esos edificios quebrados y de distintas alturas que se fueron degradando y todo el equipo optamos por mantenerlo. El Casco Vello no es el de la Edad Media y la Colegiata no es la original. Fue reconstruida de acuerdo con el estilo arquitectónico de la época. Todo se va conformando por distintas épocas y estilos”, reflexiona.

Compartir el artículo

stats