Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primera aeronave no tripulada de la UVigo, lista para su ensamblaje

Miembros del departamento de Estructuras de UVigo Aerotech. FdV

El primer avión no tripulado diseñado y fabricado por alumnos de la Universidad ya está preparado para su ensamblaje. La aeronave de UVigo Aerotech, con una estructura de fibra de carbono y una envergadura de dos metros, participará en la competición internacional Air Cargo Challenge con otros 26 prototipos de equipos de toda Europa, China y México.

El equipo estudiantil de aeromodelismo Aerotech es el primero de Galicia que participa en la competición internacional “Air Cargo Challenge” junto a universidades de toda Europa, México y China

El torneo se ha retrasado a 2022 por la pandemia, pero los estudiantes confían en tener listo su modelo igualmente este año para empezar a realizar las pruebas de vuelo y poder “estar al nivel más alto posible” en la cita que tendrá lugar a principios de julio en Múnich.

“Gracias a nuestros patrocinadores ya tenemos la mayoría de las piezas fabricadas y ahora empezaremos el ensamblaje. Trabajar con fibra de carbono ha sido una gran experiencia. Es una oportunidad que no tiene cualquier estudiante durante el grado y nos aporta mucha visión de cara a nuestro futuro laboral”, destaca el team leader, Alejandro Sanz Fonta.

⚠️UVigo Aerotech participará na competición universitaria de enxeñaría aeronáutica máis importante de Europa. ➡️ http://ow.ly/6M1T50DGpS7 #MedramosContigo #EnerxíaUvigo #SomosUvigo #AirCargoChallenge

Posted by Universidade de Vigo on Monday, February 22, 2021

El equipo de aeromodelismo UVigo Aerotech, integrado por 23 alumnos de las ingenierías Aeronáutica e Informática del campus de Ourense, es el primero y el único de Galicia que compite en esta prueba internacional. Y representará a España junto con las Politécnicas de Cataluña y Valencia y la Universidad de Cádiz.

8

El primer avión no tripulado de la UVigo, listo para transportar "bolsas de sangre"

La competición nació en Portugal en 2003 y se celebra cada dos años en el país de origen de los ganadores, que con bastante asiduidad es Alemania. Está patrocinada por grandes multinacionales como Airbus o Ebonik y los estudiantes deben cumplir las mismas etapas y requisitos que cualquier proyecto real en una empresa del sector.

Además de las pruebas estáticas, los alumnos deben superar un circuito con sus aeronaves elevando el mayor peso que sean capaces y en el menor tiempo posible. Los prototipos tienen que despegar en menos de 61 metros, volar en círculo y culminar con éxito un descenso helicoidal.

“La carga de esta edición serán bolsas de sangre, de forma que el prototipo será una especie de avión médico. Daremos a conocer el diseño y el nombre más adelante”, comenta Alejandro Sanz, que prefiere no revelar tampoco ningún detalle sobre el peso –la organización fija un máximo de 20 kilos– ni la velocidad que puede alcanzar la aeronave de la UVigo.

Una integrante del equipo con la emisora de la aeronave

“Hay mucha competitividad y los equipos están pendientes de lo que hacen los otros. El peso es un dato técnico muy importante porque cuanto menos pese más carga podremos transportar y eso supone puntos. Y además priorizamos la rapidez sobre la autonomía para poder cumplir el circuito en el menor tiempo posible”, añade.

“No la llegamos a fabricar por la pandemia, pero el nivel de diseño fue muy detallado, estaba ya lista”

Alejandro Sanz Fonta

decoration

Con apenas un año de vida, el equipo está a punto de construir su primer avión pilotado de forma remota pero en 2020 ya diseñaron otra aeronave, AZOR-0, con más de 4 metros de envergadura y capaz de transportar hasta 12 kilos.

“No la llegamos a fabricar por la pandemia, pero el nivel de diseño fue muy detallado, estaba ya lista”

decoration

La clave del prototipo con el que viajarán a Múnich, apunta Sanz, es el uso de materiales compuestos: “La fabricación de la parte estructural exterior con fibra de carbono nos permite tener propiedades mecánicas muy buenas a cambio de un peso relativamente bajo”.

Una fortaleza que ha sido posible gracias a patrocinadores de los sectores aeronáutico, materiales y mecanizado como la empresa ourensana Coalsa, las ubicadas en el área de Vigo Europrecis, Mecadis (Gondomar) y Utingal (Tui), o la multinacional Gurit. El equipo también cuenta con el respaldo de Altair, Marine Instruments, la Escuela de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio, o la Axencia Galega de Innovación.

  • La UE premia una aplicación de la UVigo para inspeccionar antenas 5G con drones
    El proyecto de investigadores de “Teleco”, el único español galardonado, quedó cuarto entre los 200 presentados | La tecnología ya está lista para su lanzamiento comercial

"Nosotros queremos apoyar el tejido industrial galleo y ellos nos dan acceso a una formación por adelantado sobre la realidad laboral"

decoration

“En total, son más de 15. Gracias a ellos en nuestro primer año de vida hemos podido trabajar con los materiales que utiliza la industria. Y da gusto colaborar con ellos. Nosotros queremos apoyar el tejido industrial galleo y ellos nos dan acceso a una formación por adelantado sobre la realidad laboral”, celebra Sanz, alumno de 4º de Ingeniería Aeronáutica.

A pesar de la lógica confidencialidad y hermetismo que rodea al diseño, el team leader sí adelanta que será modular. “Es una aeronave principal con un compartimento de carga en la parte inferior que se puede retirar. Hemos ido más allá de los requisitos de la competición, creando una nave estandarizada a la que se pueden añadir módulos con distintas funcionalidades, por ejemplo, para la visión en tiempo real”.

“Somos un equipo humano increíble, con muchas ganas”

decoration

Dos miembros del equipo trabajan en las piezas de fibra de carbono

Compatibilizar carreras tan exigentes como Aeronáutica o Informática con una competición internacional ya es un logro meritorio, pero además el inicio de la fabricación de la aeronave les coincidirá con los exámenes del segundo cuatrimestre.

“La disponibilidad baja, pero nuestra idea es tener el prototipo ensamblado cuanto antes”

Alejandro Sanz - Team leader

decoration

“El equipo humano es increíble. Todos y todas han aportado muchas ganas y mucha ilusión”, subraya el team leader sobre sus compañeros.

Están repartidos en cinco departamentos –Electrónica y Control, Propulsión y Dinámica, Aerodinámica, Estructuras, y Organización y Marketing– y 6 de sus 23 miembros son mujeres, lo que ya supone un porcentaje elevado teniendo en cuenta su proporción en las carreras de las que proceden. “Nosotros también tenemos un compromiso en este sentido. Y tres de ellas son directivas. Aunque no lo buscamos así, tenemos una dirección paritaria. Las seis son miembros valiosísimos”, destaca.

Compartir el artículo

stats