Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello lleva la inteligencia artificial a pie de calle

El alcalde, Abel Caballero, y la concejala Elena Espinosa, ayer en la sala de control detráfico del Ayuntamiento.

El alcalde, Abel Caballero, y la concejala Elena Espinosa, ayer en la sala de control detráfico del Ayuntamiento. Pablo Hernández

Vigo se sitúa ya entre las ciudades más vanguardistas de Europa en movilidad urbana y es pionera en España en sistemas innovadores de inteligencia artificial con una apuesta importante en lo que se refiere a la comunicaciones entre vehículos e infraestructuras. Semáforos que hablan a los conductores a través de una app es la última aportación de un ambicioso proyecto que incluye en su próxima fase corredores inteligentes. Se supone que las calles hablarán también con los conductores y éstos con ellas a través de aplicaciones de móvil o de la consola de los propios vehículos, como ensayan varios fabricantes de automoción. El proyecto está incluido en el contrato de 34,5 millones de euros firmado en 2019 con la adjudicataria del servicio de control de tráfico.

Semáforos que ‘hablan’ vía ‘app’ con los conductores, sensores de ‘bluetooth’ que informan en tiempo real de la densidad del tráfico o cruces centralizados hacen de Vigo una ciudad pionera en las comunicaciones entre vehículos e infraestructuras

En los bajos del Ayuntamiento se encuentra la sala central desde donde nueve operarios, dos funcionarios y una ingeniera municipal vigilan el tráfico en las calles los 365 días del año. De los 267 cruces que hay en Vigo, 178 están centralizados lo que permite que desde la sala de control se pueda incidir en los semáforos para cambiar sus tiempos y funcionamiento si lo requiere la situación. El resto trabajan en remoto.

Así funciona la app para conducir bien informado por Vigo Concello de Vigo

Una tecnología puntera, repartida por toda la ciudad, envía al medio centenar de pantallas que conforman el gran hermano de la circulación imágenes y datos de distintos puntos del municipio. Así, hay 109 cámaras repartidas por la ciudad, de las que 61 se encuentran en los túneles; 209 puntos de medida de paso de vehículos, cinco dispositivos de control de accesos y 68 sensores de bluetooth.

Abel Caballero en la sala de control de tráfico del ayuntamiento, ayer Pablo Hernández

Desde la sala de tráfico un programa permite el control de todo: se detecta el fallo de alguna luz led, pero también cortes de comunicación. De forma automática avisa para que los operadores envíen un equipo de mantenimiento. También se observan en pantalla las zonas con mayor densidad del tráfico, de forma que se puedan modificar los tiempos de los semáforos para favorecer la fluidez del tráfico.

La mano que mece el tráfico en Vigo MARTA CLAVERO

También hay tiempos establecidos de forma automática para actividades determinadas como por ejemplo playas, partidos de fútbol o entrada y salida de la ciudad en hora punta.

“Los mayores picos de tráfico los días laborales se dan entre las 7.45 y las 8.30 horas; a la hora de comer entre las 13.00 y las 14.00 horas y por la tarde entre las 19.30 y las 20.30, aunque este año de pandemia y restricciones la hora punta de la tarde se ha adelantado unos cuarenta minutos. También se notó el cierre perimetral, si bien ya se ha recuperado el tráfico normal. Los fines de semana y festivos los horarios se retrasan algo”, expone la técnica municipal al frente del servicio.

Los 209 puntos de medida distribuidos por la ciudad registran casi 600.000 desplazamientos diarios de vehículos en el municipio e indican los que pasan por allí, aunque puede ser el mismo coche varias veces. Arquitecto Palacios, Gran Vía y Avenida de Madrid, son las calles con mayor circulación.

El pasado mes de abril se registraron una media diaria de 130.402 vehículos en los puntos de entrada, 100.543 en los puntos de salida, 237.944 desplazamiento en el tráfico urbano y 125.165 en los túneles. En cuanto al carril bici se registraron 1.331 desplazamientos diarios. El tramo más utilizado es el de Camelias y Doctor Marañón a Venezuela, con 330 desplazamientos diarios. En total 595.384 al día.

  • 1. El gran hermano que vigila el tráfico

    Un total de 109 cámaras, 209 puntos de medición, 5 dispositivos de control de accesos y 68 sensores de bluetooth facilitan los casi 600.000 desplazamientos diarios de vehículos desde el centro de control de tráfico en los bajos del Concello.



    2.Comunicaciones y contajes

    Los sistemas de Inteligencia Artificial permiten que los cruces se fuercen solos si hay que dar mayor fluidez al tráfico y también realizar contajes de vehículos hasta por colores si fuera necesario.

    3. Detección de alerta en los túneles

    Cuando un paquete se cae de un vehículo o hay gente caminando por el túnel salta un aviso sonoro en la central y las cámaras enfocan y graban no solo lo que ocurre, sino lo que pasó antes y después del incidente.



    4 ¿Cuánto queda para pasar en verde?

    Las comunicaciones entre vehículos e infraestructuras son una de las grandes apuestas del gobierno local. La aplicación Vigo Driving informa al conductor del tiempo que le queda al semáforo en verde, da alertas de calles cortadas y recomienda la velocidad adecuada para pasar el siguiente semáforo o reducir la contaminación.

Paneles y bluetooth

Un sistema instalado en distintos puntos de la ciudad detecta el bluetooth de los vehículos que circulan y esa información es la que permite facilitar en tiempo real a través de paneles el tiempo que se tarda en llegar a determinados sitios en función del tráfico. Por ejemplo, los carteles que indican Balaídos, diez minutos, o Plaza España o Aeropuerto...

“Vigo es la primera ciudad de España que tiene este sistema que da el tiempo real en que tardas en ir a un punto"

decoration

"En otras ciudades se hacía midiendo el tiempo con un vehículo que iba circulando. Este sistema de bluetooth detecta los datos de manera anónima, no sabes nunca de quien es”, explican los responsables del servicio.

Entre los sistemas innovadores de inteligencia artificial que se aplican ya a pie de calle se encuentra el sistema Experto, que permite mediante puntos de medida y el registro del tráfico que automáticamente los cruces se fuercen solos. También un programa para hacer contajes de vehículos o peatones que se usa en zonas donde no hay puntos de medida. A veces interesa contar el número peatones en una zona concreta para poner un nuevo paso cuando se detecta que muchos cruzan mal. Es la forma de ver si es necesario.

7

Cámaras de tráfico de Vigo que vigilarán el carril bici Faro de Vigo

También destaca el sistema de detección de incidentes en los túneles. La caída de mercancía o paquetes de un vehículo, una persona que va caminando o la pelota de fútbol que ha caído desde el campo de juego de Areal y el niño que corre a buscarla dispara un aviso sonoro en la central de tráfico. Además, guarda fotos y vídeos de antes y después del instante de la incidencia para poder visionar la situación y alertar a la Policía.

Señaliza la presencia de zonas escolares y avisa de límites de velocidad a 30 km/h.

Las nuevas comunicaciones entre vehículos e infraestructuras es una de las grandes apuestas del gobierno local y la aplicación Vigo Driving, que acaba de entrar en funcionamiento, permite dar a los conductores en Vigo los tiempos de los semáforos, cuánto tiempo le queda en verde, que tiempo de rojo… También da recomendaciones para ajustar la velocidad y poder llegar al siguiente semáforo en verde o para reducir la contaminación. Además, incluye alertas por accidentes o eventos, calles cortadas... Una comunicación directa entre las infraestructuras y los vehículos. 

Compartir el artículo

stats