El alcalde de Vigo, Abel Caballero, anunció que trasladará al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, una reclamación para que la ciudad reciba del Gobierno gallego “el triple” de lo que le aporta a Santiago de Compostela por su condición de capital autonómica, unos ingresos que el regidor cuestiona. Concretamente, Caballero defiende que si Santiago recibe una cantidad, 2,3 millones de euros por esta condición de capitalidad, Vigo “tiene que recibir tres veces más”. “Ser capital es un privilegio y no requiere una compensación. Es al revés, nosotros pagamos de nuestros impuestos los funcionarios y lo que recibe de ingresos la ciudad”, aseveró el regidor.

“Si a Santiago le dan tres millones, a Vigo nueve; si a Santiago le dan cinco millones, a Vigo le tendrán que dar quince. Lo notificaré al presidente de la Xunta y a todos los grupos parlamentarios. A Vigo, lo que le corresponde”, zanjó el alcalde vigués. Una de sus cartas llevará así la dirección de la Rúa do Pino, donde tiene su sede autonómica el partido que comanda Gonzalo Caballero.

Las palabras del regidor vigués llegan a colación de la última proposición no de ley planteada, precisamente por su partido, para ampliar la partida que debe recibir la urbe compostelana por ser capital de Galicia. El grupo parlamentario del PSdeG instó a la Xunta a incrementar la partida que le corresponde al Concello de Santiago para sufragar los gastos ocasionados por su condición de capital, concretamente subirla de los 2,3 millones actuales a los 5,5 millones. La diputada Isaura Abelairas apuntó ayer, en un comunicado, que “nuestras demandas de inversión para Vigo desde el Parlamento son mayores que para otras ciudades”, y acusó al presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, de “tener una política antimunicipalista, y especialmente antiVigo”. El PSdeG reprocha así el “recorte” de fondos destinado a los concellos por la Xunta, tras haber “recibido unos 1.200 millones de euros extraordinarios del Gobierno de España para hacer frente a la pandemia”.

La capitalidad

La iniciativa en favor de una mejor retribución para Santiago, que contó con el respaldo del BNG, se planteó en base a un estudio realizado por profesores de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) y al que hizo referencia la diputada del PSdeG Susana Díaz Varela en relación al coste de las “cargas extraordinarias” de la capitalidad y que son soportadas por “las arcas municipales”, afirmaba durante la Comisión de Economía celebrada este pasado viernes. Desde el BNG, su diputado Daniel Pérez defendió también el incremento de la partida frente al posicionamiento en contra de los diputados del grupo popular. Sus siete representantes en la comisión votaron en contra frente a los cinco votos a favor de PSdeG y BNG.