DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Universidad recupera impulso en los contratos con empresas: 3 millones de euros en lo que va de año

Laboratorio de Manutención e Informática Industrial "Ricardo Marín"

Laboratorio de Manutención e Informática Industrial "Ricardo Marín" J. Lores

La UVigo redujo a 5 millones de euros su facturación por contratos de I+D con las empresas e instituciones durante el año pasado debido a la paralización temporal de la actividad académica y económica por la pandemia. Sin embargo, durante los primeros cuatro meses de 2021 ya ha ingresado casi 3 millones en sus arcas, por lo que la institución confía en recuperar e incluso superar la recaudación de 2019, una de las más altas del último lustro.

No hubo cancelaciones, pero sí prórrogas. Muchos contratos se quedaron en pausa y se retomaron en cuanto empezó la actividad. Y por las cifras que llevamos hasta el pasado abril podríamos incluso superar las de 2019”, destaca Belén Rubio, vicerrectora de Investigación.

De esta forma, la institución se acercaría a los ingresos de 2016, cuando alcanzó los 6,4 millones de euros, la cifra más elevada desde 2015. Tras dos años de caída, la actividad volvió a recuperarse en 2019 –6,2 millones– y las cifras actuales parecen indicar que el descenso originado por el COVID en 2020 se superará este año para continuar con la senda de crecimiento.

Transferencia de la Universidad de Vigo Hugo Barreiro

La transferencia del conocimiento generado por los grupos de investigación se realiza mayoritariamente a empresas gallegas. La institución facturó el año pasado 2,6 millones dentro de nuestra comunidad y otros 2 millones en el resto del país. Los contratos con el sector privado suponen los mayores ingresos –3,6 millones– frente a los firmados con la Administración pública –1 millón– y los alcanzados con fundaciones y asociaciones –272.000 euros–.

Los centros que más actividades de investigación contrataron fueron, con diferencia, las escuelas de Telecomunicación e Ingeniería Industrial, con 1,7 y 1,2 millones de euros, respectivamente.

Por detrás se sitúan la facultad ourensana de Ciencias –370.500 euros–, la viguesa de Ciencias del Mar –318.000– y la de Historia, también en el campus de As Burgas, –254.000–.

Los grupos de investigación más buscados por empresas e instituciones para mejorar sus servicios, innovar productos o formar al personal pertenecen a la rama tecnológica y agroalimentaria. Los dos primeros se adscriben a Ingeniería de Telecomunicación –Antenas, Radar y Comunicaciones Ópticas, y Tecnologías de la Información– y el tercero, Ingeniería de Organización, pertenece a la Escuela de Industriales.

Por detrás se sitúan Biotecnología y Calidad en Industrias Agroalimentarias y Medio Ambiente, y Encomat (Ingeniería de Corrosión y Materiales).

Pero la industria y las administraciones también demandan el conocimiento y los últimos avances en las ciencias sociales y humanísticas. Entre los diez equipos con mayor facturación, de los 78 de la UVigo, se encuentran el Grupo de Estudios de Arqueología, Antigüedad y Territorio (Geaat) y el de Investigación en Economía, Energía y Medio Ambiente (REDE). Ambos superaron los 200.000 euros.

Respecto a los centros de I+D y de apoyo a la actividad científica, el Cacti ingresó por sus servicios a grupos de la Universidad y de otras instituciones 372.000 euros. La Ecimat facturó 147.000 y el Cinbio, cerda de 20.000 euros.

Convocatorias públicas de investigación

Respecto al éxito en las convocatorias públicas de investigación, la UVigo ingresó 13 millones de euros, 4 menos que en 2019, a través de 95 proyectos autonómicos, nacionales y europeos.

“El desequilibrio se explica por dos factores. Uno es que la ayuda de la Xunta para centros singulares correspondiente a los años 2021, 2022 y 2023, que asciende a 4,8 millones de euros, se computó en 2019. Y el otro es que en 2020 no hubo convocatoria del Gobierno central para infraestructuras de investigación. Y en las dos ediciones anteriores habíamos conseguido unos 9 millones. Este año sí se abrirá y volveremos a competir. Y contamos con conseguir entre 4 y 5 millones”, confía la vicerrectora Belén Rubio.

El mayor grueso de fondos captados en 2020 procedió de convocatorias nacionales –4,7 millones de euros–. Las europeas supusieron 4 millones, las autonómicas aportaron 3,4 millones y el programa Interreg aportó 244.000 euros.

"Estamos teniendo muchísimo éxito en las convocatorias europeas"

decoration

Belén Rubio. Alba Villar

–¿La pandemia afectó a la transferencia en 2020?   

–Sí. Estuvimos cerrados dos meses, se paralizó todo, también los centros de investigación, y la gente tuvo que permanecer confinada en casa. Y eso supuso un retraso. También cerraron muchas empresas y durante esos meses no se hicieron nuevos contratos, pero en cuanto se pudo nos pusimos en marcha de nuevo. Los datos no son nada preocupantes. Era lo esperado dada la situación que tuvimos. Y hasta el 30 de abril ya íbamos por los 3 millones de euros, por lo que este año rondaremos los 6 millones e incluso podríamos superar la cifra de 2019.

–También bajó la captación de fondos en convocatorias públicas, ¿qué previsiones tienen para 2021?   

–Ahí no afectó la pandemia. La cifra se explica porque no se convocaron las ayudas para infraestructuras y por la forma de computar. Pero no estuvimos parados. Aunque los laboratorios cerraron, los investigadores seguimos trabajando y el número de publicaciones aumentó respecto a 2019. Estamos teniendo bastante éxito en las convocatorias de este año y posiblemente subamos un poco. Han salido muchas nuevas relacionadas con el COVID en las que nos está yendo bien y en las europeas estamos teniendo muchísimo éxito, sobre todo, desde que habilitamos una oficina específica para estos proyectos. Ya tenemos dos H2020 en los que la UVigo es la coordinadora. También estamos pendientes de la resolución del Plan Nacional, al que se presentaron 103 proyectos. Y esperamos mantener los resultados de otros años, con 35-38 concedidos y entre 3 y 5 millones de euros captados. También están abiertas convocatorias nacionales y de la Xunta para colaborar con empresas. La Universidad está presentando proyectos continuamente.

–La Xunta anunció la incorporación a la UVigo de dos investigadores desde Zúrich y Bristol.

–A través de su programa de atracción y retención del talento se han incorporado Begoña Puértolas, al Cinbio, que estaba como postdoc en la ETH de Zúrich. Y Mario Pansera, que tiene un Starting Grant. Y otros tres investigadores que estaban en programas nuestros de retención se acogen ahora a la figura de investigador distinguido de la Xunta. Son Francisco Javier Pena Pereira, Sandra Martínez García e Iria Fernández Silva.

Compartir el artículo

stats