DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las cooperativas refuerzan su peso en el ladrillo con más de un centenar de pisos en ejecución

Técnicos y cooperativistas que participan del proyecto residencial de García Olloqui.

Técnicos y cooperativistas que participan del proyecto residencial de García Olloqui. Marta G. Brea

El ladrillo vigués es cada vez más “colaborativo”. La posibilidad de participar en el diseño de un edificio desde los planos, implicándose por ejemplo en la elección de los materiales y calidades; y, sobre todo, el ahorro que supone prescindir de la figura del promotor tradicional, lleva cada vez a más familias en busca de casa a apostar por la construcción de edificios en régimen cooperativo. No es la opción mayoritaria, ni mucho menos. Pero poco a poco gana fuerza en el sector inmobiliario. A día de hoy se “cocinan” en el centro de Vigo al menos media docena de promociones –en un nivel más o menos avanzado– que superarán de largo el centenar de apartamentos.

El centro de Vigo concentra al menos ocho promociones | La fórmula se expande y abarca desde proyectos de protección oficial a apartamentos “prémium” y “cohousing” | Menor coste y mayor control, claves del éxito

Una de las más avanzadas es la de García Olloqui 3, ya en obras y que permitirá rehabilitar un edificio ruinoso de Jenaro de la Fuente Domínguez. El proyecto que tienen sobre la mesa los cooperativistas y la gestora Xesta contempla recuperar la fachada original y añadirle varias alturas para sumar, en conjunto, casi una decena de viviendas.

Técnicos y cooperativistas que participan del proyecto residencial de García Olloqui Marta G. Brea

Otra de las intervenciones en marcha es la de Riamar SCGV, que promueve 39 apartamentos en la Curva de San gregorio. El proyecto se desarrolla de la mano de Galca, firma implicada en otras tres actuaciones similares en la ciudad. Dos están en Esturáns: una de vivienda de protección autonómica (VPA) con 28 apartamentos; y otra, libre, que rondará la veintena de domicilios.

Fase de cimentación en el solar de García Olloqui 3 Marta. G. Brea

La tercera, de 13, está en Espedrigada. Galca ha constituido además una cooperativa para 16 viviendas con la vista puesta en la ampliación del polígono de Navia. Está ligada también a otra actuación reciente, la de San Paio, que suma 32 pisos y se alza en pleno casco urbano, cerca de Plaza Elíptica.

  • Una cooperativa promueve una urbanización de 40 viviendas en la curva de San Gregorio
    Los pisos se comercializan desde 149.000 euros

Otra de las firmas con experiencia y proyectos en marcha en Vigo es Gescomar, con dos promociones en construcción, según detalla en su web. En el entorno de la calle Alfonso XIII, próximo al complejo Vialia, se está levantando Cervantes Residencial, que sumará 15 viviendas y cerca de una veintena de plazas de aparcamiento. En la otra punto del municipio, en Bouzas, su web publicita también un bloque residencial de once apartamientos, con otros tantos trasteros y garaje.

Bajo el paraguas cooperativista se sitúa una de las iniciativas inmobiliarias más peculiares de la ciudad: Ancoradoiro, constituida por vecinos de la ciudad y la comarca con el objetivo de levantar un edificio en el que puedan envejecer juntos con la filosofía del cohousing. En mente tienen habilitar pisos de unos 70 metros cuadrados, un área de reposo y un espacio de usos múltiples. A principios de años la cooperativa sumaba ya casi una treintena de integrantes y solicitaba ayuda institucional para conseguir solar.

  • Crean una cooperativa para construir un edificio donde envejecer juntos
    Buscan un terreno en cesión de uso para impulsar un "cohousing" y compartir convivencia

La fórmula de la autopromoción cooperativa no es nueva en Vigo. Hace más de una década se aplicó en el polígono residencial de Navia, lo que favoreció la construcción de cientos de apartamentos; o en Barreiro, donde la cooperativa de la federación vecinal Eduardo Chao (FAVEC) impulsó también la edificación de pisos de protección autonómica.

Desde el sector anotan sin embargo que la vía colaborativa pasa por un momento especialmente dulce. Ignacio González, de Xesta, destaca que la vía cooperativista permite a los propietarios participar en el diseño de las viviendas y les garantiza además un ahorro considerable. “Se elimina el beneficio del promotor”, aclara. Desde el colectivo estiman que la reducción de costes puede rondar el 20 o 30%. “El perfil es sobre todo el de parejas jóvenes, de entre 30 y 45 años, con uno o dos hijos, que buscan su primera vivienda”, abunda. También son frecuentes las familias que buscan un domicilio más amplio

"Iniciamos las obras con cerca del 85% de reservas. Eso da una confianza”

decoration

En Galca aportan otra clave: las promociones se activan con la mayor parte de las viviendas ya comercializadas, lo que supone –apuntan desde el sector– una garantía tanto para los compradores como para los bancos, cuando es necesario acudir en búsqueda de financiación. “Iniciamos las obras con cerca del 85% de reservas. Eso da una confianza”, valora la agencia. A modo de ejemplo, de los 39 apartamentos de Riamar solo quedarían disponibles dos de cuatro dormitorios. A las obras les restan todavía cerca de un año y medio. Los niveles de reserva son también elevados en Esturáns y Espedrigada.

“Se están afianzando en el segmento medio-medio alto. Es el factor diferencial”.

Ignacio González - Xesta

decoration

González desliza que las cooperativas no solo ganan terreno, también alcanzan nuevos territorios en los que no resultaba fácil encontrarlas hace años, cuando se asociaban sobre todo a vivienda de protección. Un ejemplo claro es el cohousing de Ancoradoiro.

  • El “cohousing” para mayores casi triplica sus socios y eleva su propuesta a la Xunta
    La cooperativa Ancoradoiro, creada por un grupo de socios de Vigo y su entorno para construir un edificio y una comunidad en la que poder envejecer juntos de forma colaborativa

Otro Olloqui 3, edificio que se construye en una de las zonas más exclusivas y caras de todo el casco urbano. “Se están afianzando en el segmento medio-medio alto. Es el factor diferencial”. Incluso en casos como del Areal el proyecto –aseguran– sigue lográndose un coste un 20 o 30% inferior al de la promoción convencional.

Aedas prevé tener listo su bloque de Rosalía en 2023 y estudia ya nuevas “oportunidades”

Aedas Homes prevé entregar a lo largo de la primera mitad de 2023 las viviendas de la promoción que acaba de activar en la calle Miragaia, en el entorno de Rosalía de Castro.

David Martínez, CEO de la compañía, recuerda que la comercialización arrancó el verano pasado y las obras en febrero. “Están en plena ejecución y la entrega de viviendas está prevista para la primera mitad de 2023”, explica. La empresa tantea también el mercado local a la caza de nuevas oportunidades. “Hemos establecido unas oficinas permanentes y estamos estudiando de forma muy intensa oportunidades de adquisición de suelo para nuevas promociones”, remarca.

Compartir el artículo

stats