Un segundo buque guardará confinamiento en Vigo tras confirmarse ocho casos de COVID-19. La tripulación del Emerald Leader se sometió en la mañana de este viernes a pruebas diagnósticas tras ser alertado su capitán del contacto con un positivo el pasado 2 de mayo en el puerto de Brujas. Según las primeras informaciones, este operario infectado con el patógeno subió a bordo de la embarcación, por lo que se activaron los protocolos sanitarios. Alrededor de una veintena de personas, un crisol de nacionalidades con fuerte presencia de ciudadanos indios, realizó los test.

Se ha descartado la variante británica. Los infectados son asintomáticos

Ocho de esas pruebas revelaron la infección por COVID. Se ha descartado por completo la variante británica gracias a una PCR que localiza una de sus mutaciones. Las muestras están secuenciación, un proceso cuyos resultados se conocerán en las próximas jornadas. Según ha podido confirmar FARO, los positivos son asintomáticos.

  • Los prácticos, héroes frente al huracán vírico del "Prometheus Leader"

    Una bomba de vírica flotante y, de nuevo, nadie reparó en que los prácticos fueron los primeros en exponer sus vidas

Sanidad Exterior ha decretado el confinamiento del buque durante los próximos 10 días. Al encontrarse su "gemelo", el Prometheus Leader, atracado en el muelle de trasatlánticos, el Emerald Leader echará amarras en el carguero de granito de Rande. Con esta ubicación se busca no bloquear la terminal olívica con dos "gigantes" del mar con esloras de 170 metros y mangas de 30.

El último puerto en el que recaló este buque Ro-Ro fue Portbury (Reino Unido). En los quince días anteriores había atracado en Zeebrugge (Bélgica), Bremerhaven (Alemania) y Gocuk (Turquía), y en Sagunto el pasado 8 de abril.

Su "gemelo", el Prometheus Leader continúa su cuarentena en el muelle de trasatlánticos vigués. Fue el primer foco de la variante india confirmado en España, con ocho infectados, de los que cinco se encuentran hospitalizados, uno de ellos en la UCI.