La factoría viguesa del grupo Stellantis (antes PSA) volverá a suspender parte de su actividad productiva este domingo y la mañana del lunes debido a problemas de suministro derivados de la falta de microchips, según han informado fuentes de la planta.

La empresa ha comunicado este viernes a sindicatos y trabajadores que se suspende la producción del sistema 2 (el que monta las furgonetas) en la jornada del domingo, 2 de mayo, y en el turno de mañana del lunes, día 3.

La planta de PSA ha tenido que paralizar su producción en varias ocasiones desde principios de año por los problemas de suministro de componentes, cuyos fabricantes a su vez están condicionados por la falta de semiconductores (microchips). Esta misma semana, la factoría tuvo que paralizar su actividad desde el turno de noche del lunes hasta el turno de tarde del miércoles.

Ante este escenario, la empresa ha puesto en marcha los mecanismos de flexibilidad previstos (bolsa de horas y días de adecuación de jornada). En el caso de los operarios que hayan agotado estos mecanismos, se aplicará el ERTE pactado con el comité (a excepción de CIG y CUT), al que se pueden acoger los operarios fijos a tiempo completo.

Stellantis en Vigo trasladó este jueves que mantiene previsiones de "alta actividad" entre los meses de mayo y julio por una demanda "mayor que la prevista", por lo que alcanzará una producción en torno a los 2.300 vehículos al día. No obstante, ya advirtió que estas previsiones de actividad dependerán de la evolución de los actuales problemas de aprovisionamiento de piezas.