Las playas viguesas que se declaren libres de humo dispondrán de un espacio concreto para que los ciudadanos puedan fumar “sin molestar a los demás”. Así lo aseguró el alcalde, Abel Caballero, tras destacar que esta zona estará “alejada” de la arena y “debidamente señalizada”, además de contar con ceniceros. Eso sí: recordó que el Concello “no tiene la capacidad de sancionar sobre esa prohibición”.

Preguntado por qué playas serán libres de humo, el regidor respondió que se conocerán “cuando llegue el momento”. Misma respuesta ofreció sobre la situación de Balaídos en este apartado y en relación al protocolo anti-COVID que se aplicará en Samil y O Vao. El verano pasado, se optó por desplegar cintas de colores con el objetivo de crear parcelas y reducir al máximo el contacto físico.

Caballero también informó en la rueda de prensa de la contratación de los trabajos para demoler el edificio de la cafetería Camaleón de Samil: “El plazo es de cuatro meses, pero urgiremos para que se haga lo antes posible, lo quiero derribado y con zona verde antes de que empiece la temporada de verano”.