Los cribados en el Meixoeiro suelen ser sinónimo de atascos. Cientos de conductores se han quedado esta tarde atrapados en el entorno del hospital vigués. Nuevamente, la A-55 y la carretera vieja de Madrid han sido víctimas de un colapso por la falta de comunicación entre las instituciones.

Fuentes de la Policía Local de Vigo explican que pasadas las 18.00 horas comenzaron a recibir múltiples quejas por teléfono en relación al tráfico que se había generado en los accesos al Meixoeiro. Unas protestas que pillaron a la jefatura por sorpresa puesto que desde el Sergas no se les notificó que hoy se iba a efectuar un gran número de pruebas diagnósticas para el COVID en el hospital. Desde Praza do Rei aseguran que con más previsión hubieran podido montar un operativo en la zona, como ya han hecho otras veces, pero que al ser viernes y coincidir el colapso con otras acciones programadas (control de aforos de hostelería en el Casco Vello y Bouzas, el partido del Celta en Balaídos...), no han podido responder a las llamadas.

La situación en el Meixoeiro se ha agravado, además, por los centenares de personas que han subido al parque comercial para hacer compras destinadas al Día de la Madre.