“Hacer algo distinto que despertase la curiosidad de los vigueses y les sacase una sonrisa, sobre todo, a los más pequeños de la casa”. Con este objetivo, un establecimiento de zapaterías de la calle Príncipe organizó este viernes el I Concurso Internacional de Lanzamiento de Zapatillas, una iniciativa para “celebrar en familia” el Día de la Madre de una forma “divertida” después de varios meses “de incertidumbre y restricciones”.

Y es que, como reconocen desde la organización, las madres “son las mejores lanzadoras de zapatillas de la historia”. “No sabemos cómo, pero, por muchos obstáculos que hubiese en el pasillo o se interpusiera una curva, siempre nos alcanzaban”, justificaron en tono bromista. “Es una forma de que, a través del juego y el entretenimiento, las familias desconecten un poco y refuercen su vínculo afectivo”, añadieron.

La competición no puso a prueba el esfuerzo de los participantes, sino la precisión. Tuvieron que lanzar el calzado por un pasillo con varios obstáculos. Los participantes optaron a lograr descuentos en todas las tiendas de la cadena organizadora, Dadá. El ganador fue coronado como el mejor lanzador de zapatillas de Vigo.